El PSOE registrará el jueves en el Congreso su propuesta de comisión de estudio no permanente para “el diálogo, la evaluación y modernización del modelo territorial español”. Un día después de que el Parlamento catalán intente iniciar su ‘desconexión’ del estado español y de que se produzca la respuesta del Tribunal Constitucional y del Gobierno, el PSOE propondrá abrir este espacio de “diálogo político” en el Parlamento.

Así lo ha anunciado esta mañana Pedro Sánchez en Ferraz, tras la reunión de la Ejecutiva socialista en pleno para analizar el conflicto catalán. El líder socialista llamará entre este lunes y el martes a Mariano Rajoy para que el PP -principal grupo en el Congreso- respalde su propuesta de abrir una comisión parlamentaria sobre el estado autonómico. También hablará con los portavoces de los principales grupos para intentar sacar adelante esa comisión, que tiene como objetivo activar la vía política antes del 1 de octubre, si bien Sánchez esperaría a después de la consulta con el objetivo de que el PP respalde la medida. Sánchez pretende que ese inicio del diálogo entre todas las fuerzas políticas se produzca por consenso, por eso va a solicitar personalmente al presidente del Gobierno que su grupo apoye la iniciativa.

El secretario general del PSOE se mantiene así junto al Gobierno frente al desafío independentista catalán. “Tenemos discrepancias de fondo, pero ésta no es una cuestión ideológica, sino democrática y de defensa de la integridad del estado“, ha aclarado Sánchez, que ha insistido en que su partido “se sitúa con el estado y, por extensión con el Gobierno”, aunque siempre desde una posición crítica.

El líder socialista, que ha eludido responder cuántas naciones existen en España, ha defendido que ese órgano parlamentario sería compatible con la subcomisión de reforma de la Constitución que el PSOE también ha reclamado en el Congreso. De esta manera, ha insistido en que “sólo con la ley no basta, falta la política” para afrontar el desafío independentista. Por este motivo ha realizado un “llamamiento a todas las fuerzas políticas para abrir un diálogo constructivo en torno a esas propuestas. Tras seis años de incomunicación hay espacio para el diálogo”.

Respecto a la posibilidad de que el Gobierno recurra al artículo 155 de la Constitución para suspender algunas competencias a Cataluña, Sánchez ha vuelto a pedir “mesura y proporcionalidad”. El líder socialista también ha lanzado reproches a los independentistas, denunciando que la “imposición unilateral de sus leyes” quiebran la legalidad. “El salto al vacío no es una salida y querer arrastrar a la sociedad es una irresponsabilidad”, ha advertido. “En democracia las vías unilaterales no existen”, ha destacado, para reiterar en su petición de “diálogo”.  “En el principio  de la solución está la palabra”,  ha insistido.