El Ministerio del Interior ha destinado al teniente general de la Guardia Civil Fernando Santafé Soler al nuevo Mando de Información, Investigación y Ciberdelincuencia, uno de los cuatro que configuran la nuestra estructura del Cuerpo aprobada a finales de julio. El nombramiento se produce en pleno desafío de los independentistas catalanes, que pretenden celebrar el referéndum de autodeterminación el próximo 1-O.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este jueves el nuevo destino de Santafé Soler, que desde mayo de 2012 se encontraba al frente de la VI Zona de la Guardia Civil (Comunidad Valenciana). A ese puesto llegaba tras haber estado al mando de la Secretaría de Cooperación Internacional de la Guardia Civil, con despacho en Madrid.

La orden del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, está fechada el pasado 7 de septiembre, justo 12 días después de que la titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, promoviera a teniente general a este general de división tras su deliberación en el Consejo de Ministros celebrado el pasado 25 de agosto. Santafé pasaba a ocupar la vacante dejada por Pablo Martín Alonso al desaparecer la Dirección Adjunta Operativa (DAO) y pasar a la situación de retiro.

El teniente general Santafé era el máximo responsable de la Guardia Civil en la Comunidad Valenciana

El Mando de Información, Investigación y Ciberdelincuencia es el encargado de gestionar las operaciones especializadas en materia de Información, Policía Judicial, Policía Científica, Extranjería y Fronteras, así como responsable de la adaptación permanente de las unidades a la ciberdelincuencia y la implantación de innovación.

El ministro del Interior ya nombró a finales de julio a Laurentino Ceña como nuevo jefe del otro mando de la Guardia Civil, el de Operaciones Territoriales. Ceña ocupaba desde mediados de enero el Mando de Operaciones -el número tres del cuerpo- tras suceder a Pablo Martín Alonso cuando éste fue nombrado Director Adjunto Operativo (DAO) en sustitución de Cándido Cardiel. El nombramiento de Laurentino Ceña tuvo lugar de forma simultánea al del cese de Pablo Martín tras desaparecer la DAO en el nuevo organigrama del cuerpo, evitando así que se produjera un vacío.

Mando de operaciones terrritoriales

El Mando de Operaciones Territoriales tiene como cometido «garantizar la prevención y reacción frente al delito en cada territorio, impulsando el nivel de seguridad subjetiva más alto posible, así como mejorar la coordinación de las Unidades Territoriales, Jefaturas Superiores, Zonas y Comisarías, y Unidades Especiales», según el nuevo diseño de la estructura del Cuerpo. Ambas jefaturas dependen del director general de la Guardia Civil, el magistrado salmantino afincado en Sevilla José Manuel Holgado Merino.

También había sido nombrado como jefe del mando de Personal y Formación el teniente general José Luis Ulla Rega, pero éste pasó a retiro el pasado 7 de septiembre al alcanzar la edad. El nuevo organigrama de la Guardia Civil se completa con el mando del Personal y Formación, capitaneado por el teniente general Pedro Vázquez Jarava.