El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha elevado este lunes el tono por la pasiva actuación de los Mossos d’Esquadra en su cometido de impedir el referéndum de autodeterminación tras ser suspendido por el Tribunal Constitucional y, sin citarlo, ha lanzado un duro ataque al máximo responsable operativo de la Policía de la Generalitat, Josep Lluís Trapero: “Resulta inadmisible que sea un servidor público quien se atreva a desafiar la legalidad o la orden de un juez”.

Durante su intervención en los actos conmemorativos del Día de la Policía en la Jefatura Superior de Policía en Andalucía Occidental, Zoido ha defendido la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado este domingo en Cataluña y de forma velada ha censurado la inacción de los Mossos. En este sentido, el titular de Interior ha considerado “legítimo” que en democracia se esté “en desacuerdo con alguna ley o mandato judicial”, pero ha censurado duramente que un servidor público desobedezca una resolución judicial.

El pasado miércoles, la magistrada de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas ordenó a los Mossos d’Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional que impidieran la utilización de edificios públicos para la preparación del referéndum y que se clausuraran los centros de votación designados por la Generalitat para que no se pudiera votar. La Policía Autonómica no sólo demostró una falta de determinación para cumplir la orden judicial, sino que  sus agentes llegaron a encargarse con guardias civiles cuando éstos trataban de cumplir su cometido.

“Altísimas cotas de seguridad”

Zoido ha recordado que la Policía Nacional tiene el mandato constitucional de proteger y garantizar los derechos y libertades de todos los españoles, al tiempo que ha destacado que “la cohesión, la paz social, la convivencia en democracia no serían posibles si no contáramos con las altísimas cotas de seguridad y libertad que proporcionáis con vuestro trabajo, perfectamente coordinado con el del resto de fuerzas y cuerpos de seguridad”. Y ha añadido: “Así lo hacéis siempre, como pudimos comprobar ayer [por el domingo] con el comportamiento de vuestros compañeros presentes en Cataluña para garantizar el cumplimiento de la Ley. Porque así lo ordenaba un mandato del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que instaba a actuar para impedir el simulacro de referéndum, y así lo hizo la Policía Nacional, porque os distinguís por cumplir siempre con vuestra obligación”.

La pasividad demostrada por la Policía Autonómica catalana ha provocado un profundo malestar tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional, que exigen sanciones y que se depuren responsabilidades por lo que consideran una actuación “escandalosa”. De momento, al menos seis juzgados catalanes han abierto diligencias para investigar si Mosos cometieron un delito de desobediencia a resolución judicial al no precintar centros de votación ni proceder a su desalojo cuando ya estaban ocupados.