El PSOE ha decidido aplazar la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, que anunció la semana pasada por su “fracaso” en la operación diálogo con Cataluña. La decisión de los socialistas se produce horas antes de la comparecencia de Carles Puigdemont para proclamar la declaración de independencia y llega en plena división interna del PSOE por la forma en que está apoyando al estado de derecho en la crisis catalana.

La propuesta de reprobar a la vicepresidenta amenazaba con provocar una ruptura en el grupo parlamentario socialista. Al igual que en la investidura de Rajoy en octubre del año pasado y en la moción de Ciudadanos del pasado 19 de septiembre, el apoyo del PSOE al Gobierno sigue dividiendo al partido. Como ocurrió en esas dos ocasiones, esa iniciativa podía desembocar en desobediencias y diputados votando contra las órdenes de Ferraz, como ya hizo Susana Díaz en el Parlamento andaluz la semana pasada.

Diputados críticos con Pedro Sánchez, no sólo de Andalucía, así lo advertían el pasado jueves. Algunos diputados no entendían la propuesta de Ferraz para reprobar a la vicepresidenta por el “fracaso” del Gobierno en Cataluña en un momento en el que creen que hay que comprometerse y mantener la unidad frente a los separatistas. En este sentido, acusaban a Ferraz de navegar en una “equidistancia” incomprensible para el conjunto de la ciudadanía y de sobreactuar con iniciativas como la reprobación de la vicepresidenta para intentar desmarcarse del Gobierno.

Ese mismo día, veteranos del PSOE que ocuparon cargos de relevancia en los últimos años, así como varios catedráticos y profesores, enviaron una carta abierta a Pedro Sánchez en la que censuraban la reprobación y le pedían “decisiones precisas” para colaborar en la restauración del orden constitucional.

La portavoz socialista, Margarita Robles, ha pedido la retirada del orden del día de la apelación a la vicepresidenta del Gobierno a la espera de la comparecencia anunciada de Mariano Rajoy para este miércoles a las 16 horas. Robles no ha descartado que finalmente se retire esa iniciativa. También ha explicado que el PSOE aboga por un diálogo dentro de la legalidad y ha insistido en llamar al presidente de la Generalitat “a la responsabilidad y la convivencia de todos los catalanes”.

Robles ha explicado que el PSOE no ha decidido aún qué votarán esta tarde a la moción de Podemos que pretende que la Cámara inste al Gobierno a no aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.