Política

'Guerra sucia' entre PDCat y ERC a pocas horas de la respuesta definitiva al Gobierno

10-O: Puigdemont, tras su discurso en el Parlament.

10-O: Puigdemont, tras su discurso en el Parlament. EFE

A menos de 24 horas de que expire el plazo para que Carles Puigdemont responda al requerimiento del Gobierno sobre la proclamación de independencia, y con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría enumerando ya los efectos de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, las filas independentistas han visto cómo se abre una auténtica guerra de nervios, especialmente entre PDCat y ERC. Los cruces de acusaciones y desmentidos entre responsables de los dos partidos que dan apoyo al gobierno de la Generalitat se suceden en estas últimas horas con un elemento común: la convocatoria de elecciones -con o sin DUI previa- para evitar la suspensión de la autonomía.

Desde el PDCat señalan a Esquerra como la principal defensora de una fórmula de la que es la mayor beneficiaria, puesto que todas las encuestas sitúan a los republicanos como los ganadores seguros de unas nuevas elecciones catalanas -ya se convoquen bajo el epíteto de autonómicas, constituyentes o plebiscitarias-. Y La Vanguardia ha abierto hoy las hostilidades con una información que describía la petición de elecciones el pasado lunes, en el transcurso de una reunión del sanedrín. Una información que ha encendido a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, quien directamente la ha tachado de mentira.

«Descartamos totalmente las elecciones» han asegurado desde la formación republicana, cuyo portavoz, Sergi Sabrià, calificaba esta opción como «un escenario perdedor para el país». Lejos de seguir pulsiones partidistas, asegura Sabrià, ERC se moverá por «el mandato democrático que ya tenemos: el referéndum del 1 de octubre». Los republicanos aseguran que mantendrán la voluntad de diálogo con el Estado y seguirán trabajando para hacer realidad la mediación, «siempre con el objetivo de cumplir el mandato popular, y exigimos la retirada de los Piolines, la liberación de los presos políticos y acabar con la represión y la vulneración de derechos».

Artur Mas, elecciones a cambio del indulto

Pero la especulación que sitúa a Oriol Junqueras como el principal defensor de la convocatoria electoral no es ni de lejos la única que circula en los mentideros barceloneses. Otras fuentes señalan al ex president Artur Mas como el principal valedor de esta salida. De hecho, el ex president ya se significó la semana pasada al reconocer en público que no es el momento de declarar una DUI y todas las fuentes coinciden en que es una de las voces del círculo más cercano a Puigdemont que más firmemente se oponen a una declaración de independencia que provocaría la intervención de la Generalitat.

Artur Mas estaría en contacto con el Gobierno para ofrecer una renuncia a la DUI y elecciones a cambio de una salida a sus problemas judiciales

Algunas fuentes añaden, además, que Mas estaría en contacto con el Gobierno para ofrecer una renuncia a la DUI y la convocatoria de elecciones autonómicas como salida a la crisis. Una salida que debería llevar aparejada la clarificación de sus problemas con la justicia: esto es, la causa abierta en el Tribunal de Cuentas por la que debe depositar una fianza de 5,3 millones de euros, de los que sólo ha podido aportar la mitad de momento, y la inhabilitación para cargo público a la que le condenó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por la organización del 9-N. Un pacto al que se sumaría una línea de crédito de 6 millones de euros para el partido.

Una tesis que desde el PDCat rechazan rotundamente y lamentan las intoxicaciones «que nos hacen perder un tiempo que no tenemos». Sin embargo, se trataría de una maniobra muy similar a la que efectivamente hizo Mas tras la aprobación del Estatuto en 2005, cuando se reunió en secreto con el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero para pactar una rebaja del texto aprobado en el Parlament a cambio de que Pasqual Maragall -entonces presidente de la Generalitat- no volviera a repetir como candidato electoral del PSC. Un pacto que ambos cumplieron, aunque sin los efectos esperados.

Una tercera especulación señala a la actual coordinadora general del PDCat, Marta Pascal. Algunas fuentes independentistas apuntan a que la líder de la ex Convergencia podría proponer la salida de las elecciones, presentadas como constituyentes, ante el Consejo Nacional del partido que se reúne esta tarde con carácter extraordinario horas antes de que expire el plazo dado por el Gobierno para que Carles Puigdemont restituya la legalidad en Cataluña. El propio president será el primero en intervenir en la reunión, seguido de Pascal. Ambos lo harán a puerta cerrada.

Te puede interesar

Comentar ()