Política PODEMOS

Bescansa replica a Montero y reivindica el ADN de Podemos: "Las ideas no son trapos sucios"

Montero pidió silencio a la fundadora del partido, que puso en cuestión la estrategia catalana de Podemos, y que ahora reivindica los "debates abiertos" en la formación

Carolina Bescansa, esta semana en el Congreso de los Diputados.

Carolina Bescansa, esta semana en el Congreso de los Diputados. EFE

El cruce de acusaciones continúa entre la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, y Carolina Bescansa. La fundadora del partido, que había cuestionado la estrategia catalana de Podemos en reuniones a puerta cerrada, optó por hacer públicas sus críticas después de ser purgada de la Comisión Constitucional en el Congreso de los Diputados y de ser sustituida por Montero. En la reunión del grupo parlamentario de este miércoles, la portavoz pedía silencio y acusaba de dañar el partido a Bescansa, que hoy ha contestado abiertamente a estas acusaciones, advirtiendo de que «las ideas no son trapos sucios» que tengan que lavarse en casa; una expresión que la portavoz habría utilizado en el encuentro en el que abroncó al grupo por las críticas.

Este miércoles Bescansa defendía públicamente una estrategia en Cataluña «que hable más a los españoles y menos a los independentistas» [ver aquí el vídeo]; estas críticas, que ya ha había mostrado en una reunión parlamentaria que fue desvelada por El Independiente, fueron las que le llevaron a ser apartada de la Comisión Constitucional, que será uno de los ejes del partido, y las que le convirtieron en la diana de las críticas esta semana después de hacerlas públicas.

Las declaraciones de Bescansa sentaron como un jarro de agua fría a la dirección de Podemos, especialmente a su portavoz Irene Montero, que en la reunión del grupo parlamentario, a la que acudieron los diputados de Podemos, IU, Equo, En Comú Podem o En Marea, reprochó a Bescansa que hubiera proyectado una imagen de «división interna«. «Es lo que más daño nos hace», señaló la portavoz parlamentaria, que desde Vistalegre II ha ganado peso en el partido. Carolina Bescansa abandonó la reunión desairada antes de que terminara esa intervención.

Ahora, la también profesora en la Universidad Complutense de Madrid ha optado por hacer valer su condición de ‘cofundadora’ de Podemos y en un mensaje lanzado en Twitter ha apelado al ADN del partido, que implicaría a su juicio «debatir abiertamente y acordar propuestas entre todas y todos». «Las ideas no son trapos sucios», ha argumentado Bescansa.

La dirigente anima así a expresarse a las voces del partido que han guardado silencio después del cierre de filas vivido tras Vistalegre II, en un intento por recuperar el debate abierto y la pluralidad de opiniones en Podemos, que desde febrero castiga cualquier divergencia con la pérdida de visibilidad y de responsabilidad en el partido.

La purga sufrida en la Comisión Constitucional no es el primer relevo de Bescansa. La socióloga ya lideró una tercera vía antes de Vistalegre, lo que conllevó las duras críticas de dirección del partido. La diputada se retiró de la carrera interna antes de la asamblea y después sufrió las consecuencias de este movimiento -fue relegada en el Hemiciclo del Congreso y le retiraron la secretaría general del grupo que hasta entonces ostentaba-.

Comentar ()