PolíticaBARÓMETRO CIS

Pablo Iglesias, el líder nacional peor valorado por los españoles, según el CIS

logo
Pablo Iglesias, el líder nacional peor valorado por los españoles, según el CIS
Pablo Iglesias, en el debate de Gürtel.

Pablo Iglesias, en el debate de Gürtel. EFE

Resumen:

Los datos del CIS golpean al liderazgo de Pablo Iglesias tras su gestión de la crisis catalana incluso en mayor medida que al partido que lidera. Mientras Podemos se mantiene en un 18% según el último barómetro, evitando así el sorpasso de Ciudadanos que pronosticaban algunas encuestas, su secretario general cae en picado en cuanto a valoración ciudadana y se convierte en el líder nacional menos valorado, sólo por detrás de Joan Tardá, portavoz de ERC en el Congreso

El líder de Podemos obtiene una media de 2,67 sobre 10, casi un punto menos que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un 3,61. Iglesias también está muy por debajo que el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, que alcanza un 3,02 y le saca casi un punto y medio.

Tanto Rajoy como el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han mejorado su percepción desde el último barómetro del CIS el pasado julio, mientras que los representantes de Podemos y PSOE empeoran ligeramente: mientras el socialista cae tres décimas, el dirigente de Unidos Podemos lo hace tres. Rajoy es, además, el líder nacional que más ha mejorado a los ojos de los españoles y aumenta 0,23 puntos respecto a julio.

Los datos del CIS golpean al liderazgo de Pablo Iglesias tras su gestión de la crisis catalana incluso más que al partido que lidera. Mientras Podemos se mantiene en un 18% según el último barómetro, evitando así el sorpasso de Ciudadanos que pronosticaban algunas encuestas, su secretario general cae en picado en cuanto a valoración ciudadana y se convierte en el líder nacional peor valorado, sólo por detrás de Joan Tardá, portavoz de ERC en el Congreso.

El líder de Podemos obtiene una media de 2,67 sobre 10, casi un punto menos que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un 3,61. Iglesias también está muy por debajo del presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, que alcanza un 3,02 y le saca medio punto. Tanto Rajoy como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han mejorado su percepción desde el último barómetro del CIS el pasado julio, mientras que los representantes de Podemos y PSOE empeoran ligeramente: mientras el socialista cae tres décimas, el diputado de Unidos Podemos es el que más cae, con tres décimas menos. Rajoy es, además, el líder nacional que más ha mejorado a los ojos de los españoles y aumenta 0,23 puntos respecto a julio.

El coordinador de IU y aliado de Iglesias en el Congreso, Alberto Garzón, saca más de un punto a su compañero de filas, con un 3,85, y se convierte en uno de los líderes mejor valorados en la escena política. También Xavi Domènech, portavoz de En Comú Podem y candidato de la coalición de Catalunya en Comú-Podem, también presenta unas cifras mejores que las de Iglesias, con un 3,9 que aventaja en 1,27 puntos al secretario general de Podemos.

La portavoz de Unidos  Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha achacado los malos resultados de Iglesias a la “polarización”. “Suele ocurrir con todos los líderes que tienen un nivel de conocimiento muy alto, que sus puntuaciones son de polarización: están muy valorados por su propio electorado y muy mal valorados por quienes no les van a votar”, ha respondido, escueta, a preguntas de los periodistas.

La peor crisis de Podemos

El desafío soberanista ha llevado a Podemos a uno de sus peores momentos de su historia. Su estrategia catalana, dirigida por Ada Colau, estuvo marcada por la indefinición inicial. Su intento por responsabilizar únicamente al Gobierno central por lo ocurrido y su tibieza a la hora de condenar la hoja de ruta iniciada por Carles Puigdemont le han llevado a ser sancionados en las encuestas y a recibir críticas dentro y fuera del partido.

Mientras unos como Carolina Bescansa criticaban la falta de un discurso para España y su excesiva atención al sector soberanista -motivo por el que fue purgada en el Congreso de los Diputados-, otros como el líder de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, censuraban que Iglesias pusiera corsés a las alianzas con partidos independentistas, aunque el propio Iglesias ha tendido ya la mano a un acuerdo con ERC.

Iglesias trató de resolver su gestión de la crisis catalana desautorizando a Fachin y renovando su dirección, en un intento de dar un golpe de efecto y alejar las sospechas de su filonacionalismo. Las encuestas están tomadas antes de que se precipitaran estos acontecimientos, por lo que habrá que esperar para ver cómo han afectado los últimos golpes del líder de Podemos por controlar su federación en Cataluña.