Miles de personas se han concentrado en la calle Marina de Barcelona convocados de nuevo por ANC y Ómnium para reclamara la libertad de los «presos políticos».  Esto es, de los líderes de las dos entidades soberanistas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, imputados de sedición por los incidentes del 20 de septiembre, y los ocho miembros del gobierno catalán encabezados por su ex vicepresidente, Oriol Junqueras, por la proclamación de la república. Se trata de la mayor manifestación de todas las celebradas durante las últimas semanas. Más de 750.000 los asistentes, según la Guardia Urbana.

«Libertad presos políticos. Somos república» reza la pancarta portada esta vez por familiares de los encarcelados. Junto a los líderes de ANC, Agustí Alcoberro, y Ómnium , Marcel Mauri, ha destacado la presencia de Ada Colau junto a dirigentes de ERC, el PDCat y la CUP.

«La existencia de presos políticos es una vergüenza para el Estado y una ofensa para los ciudadanos catalanes» ha advertido Alcoberro. «Demuestra la deriva autoritaria de España y la falta de independencia del sistema judicial, y explica por qué el pueblo catalán apuesta por la plena libertad y democracia».

Mensajes de Puigdemont y Junqueras

Familiares y amigos de todos los encarcelados por orden de la Audiencia Nacional por los delitos de rebelión y sedición han leído mensajes de los ex consejeros. «Nos han querido hacer daño, atemorizar e intimidar para castigar la voluntad de cambio y destruir la esperanza. Somos cabezas de turco» asegura el líder de ERC, Oriol Junqueras, en un mensaje en el que ha tachado al PP de «herederos del franquismo» y ha animado a los presentes a «perseverar» para «romper con pasado de violencia y represión».

Por su parte, el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, aseguró a los manifestantes que se reunieron en Barcelona por la libertad de los consellers cesados y los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural que son su «fuerza».

«Vuestra luz nos llega hasta Bruselas e ilumina el camino que tenemos que seguir recorriendo. Sois nuestra fuerza», ha manifestado en un mensaje en su perfil de Twitter recogido por Europa Press, con la etiqueta ’11nLlibertat’.

Quien no ha asistido a la concentración es Carme Forcadell y el resto de los miembros de la Mesa del Parlament que el jueves comparecieron ante el juez Pedro Llarena del Tribunal Supremo, y decidieron acatar la aplicación del artículo 155 y aseguraron que la proclamación de la independencia fue una declaración simbólica, además de comprometerse a no volver a actuar fuera de la Constitución.

 

Defensa de Forcadell

Pese a ello, Marcel Mauri ha defendido a la actuación de Forcadell. «Te queremos. Son nuestros representantes legítimos, no nos importa lo que hayan dicho ante un Estado que solo sabe amenazar y no atiende a razones, solo a humillaciones. Esto no va de héroes ni traidores, sino de gente que lo ha dado todo para defender mandato de las urnas».

Las peticiones de libertad para los presos se repiten también en las pancartas repartidas por los organizadores, que este sábado confirmaron la llegada de más de 600 autocares con personas de toda Cataluña.

Las imágenes de Junqueras y los Jordis han sido las más frecuentes en los carteles reivindicativos, aunque también se pueden ver fotografías de los consellers Meritxell Borràs, Carles Mundó, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, y Dolors Bassa.

La manifestación, de ambiente festivo, llega pocas horas después de que el Consell Nacional de ERC haya confirmado que concurrirá en solitario a los comicios del 21 de diciembre, pese a las presiones del ex president Puigdemont para conformar una lista única de partidos independentistas.

El portavoz del PDCat en el senado, Josep Llúis Cléries, por contra, ha defendido momentos antes de empezar la marcha la presentación de una lista conjunta liderada por el ex presidente catalán, como reclama Carles Puigdemont. De hecho, la coordinadora del partido, Marta Pascal, ha volado hoy a Bruselas para tratar las opciones de esta propuesta.