Política ELECCIONES CATALUÑA 21-D

El PSOE pide cuentas a Santamaría sobre el impacto de los 'hackers' en la crisis catalana

Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso.

Soraya Sáenz de Santamaría, en el Congreso. EFE

El PSOE pasa a la ofensiva contra el Gobierno y pide explicaciones a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, para que informe sobre las posibles injerencias de países extranjeros en la crisis catalana y que evalúe el riesgo de un posible impacto en las elecciones del 21-D. La portavoz socialista, Margarita Robles, ha registrado este jueves la petición para que la dirigente comparezca en la Comisión de los créditos destinados a gastos reservados, un órgano que tiene una particularidad: se celebra a puerta cerrada y su contenido es secreto, a fin de preservar la información de Estado más sensible, relativa entre otras cosas al Centro Nacional de Inteligencia.

«Queremos que informe sobre las posibles injerencias extranjeras que ha habido en la situación política en Cataluña. Si han existido o no, qué actuaciones se están realizando por parte del Gobierno y del CNI para esclarecerlas y qué actuaciones se van a realizar con gobiernos extranjeros e instituciones europeas», ha señalado la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados. El hackeo a sistemas informáticos que se viene produciendo desde países como Rusia o Venezuela desde el pasado septiembre pasa a primer plano en plena precampaña electoral, y ante el temor de que puedan afectar a unas elecciones tan excepcionales como las que se celebrarán el próximo diciembre, convocadas por el Gobierno después de una declaración de independencia.

Este miércoles en la sesión de control, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ya preguntó sobre este asunto al presidente Mariano Rajoy. Ante la falta de explicaciones claras, y en este contexto, el PSOE se propone de nuevo emerger como partido de Estado apelando a la «necesidad» de explicaciones pero accediendo a que éstas se den en privado a todos los grupos parlamentarios, «en ese margo de rigor y seguridad de Estado que implica la comisión de gastos reservados», y dejando a un lado intereses electoralistas, según ha explicado Robles.

La dirigente ha admitido que con su petición da «margen de confianza al Gobierno porque entendemos que esta no es una cuestión de Gobierno sino de Estado. Ante una posibilidad muy fundada de injerencias extranjeras, nos parece necesario que se informe y se despejen dudas sobre las medidas que se van a tomar, las que se están tomando, si se han emprendido actuaciones diplomáticas y si se está valorando en  el ámbito de la Unión Europea». «En este tema el PSOE ha actuado siempre como partido de Estado  y como partido de Estado teníamos la obligación de pedir la comparecencia con un ánimo constructivo pero también de saber qué está pasando», ha zanjado.

Sobre la reforma constitucional: «Rajoy cumplirá»

La comisión territorial impulsada por el PSOE para modernizar el estado de las autonomías arrancó este miércoles con la negativa del PP a una eventual reforma constitucional, y los socialistas han optado por no dar credibilidad a estas declaraciones, achacándolas a la precampaña de las elecciones catalanas del 21D.

Margarita Robles ha señalado que «hay un compromiso del presidente de Gobierno de que [esta comisión] se iba a poner en marcha para abordar la reforma de la constitución». Para evitar suspicacias, la portaz ha especificado que este compromiso «no se lo ha dado en privado al líder del PSOE, sino que lo ha expresado aquí en el Parlamento».

«Mariano Rajoy cumplirá con la palabra dada, porque no se la ha dado al PSOE sino a los representantes de los ciudadanos», ha considerado Robles, que ha  señalado que el movimiento del PP se da «en el marco electoral».

Comentar ()