PolíticaELECCIONES CATALUÑA 21-D

Malestar en los ‘comunes’: Iglesias puenteó a Domènech al anunciar el recurso al TC

El anuncio del recurso del 155 ante el Constitucional cayó como un jarro de agua fría en el partido de Ada Colau y Xavi Domènech, que vieron una ocasión perdida para darle protagonismo a su candidato

logo
Malestar en los ‘comunes’: Iglesias puenteó a Domènech al anunciar el recurso al TC
El portavoz de En Comú Podem Xavier Doménech, en el Congreso.

El portavoz de En Comú Podem Xavier Doménech, en el Congreso. EFE

Resumen:

El anuncio de Pablo Iglesias del recurso del 155 ante el Tribunal Constitucional ha caído como un jarro de agua fría entre los comunes. El partido de Ada Colau y Xavi Domènech, la marca morada en Cataluña, ha recibido con asombro las palabras del secretario general de Podemos que a primera hora de este jueves, y contra todo pronóstico, confirmaba la decisión del grupo parlamentario de impugnar esta medida del Gobierno para intervenir la autonomía de Cataluña.

El candidato a la presidencia de la Generalitat quería reservarse el anuncio como parte de su campaña electoral de cara a los comicios del 21-D en una estrategia que, claramente, le ha reventado Iglesias. Según confirman fuentes de los comuns a El Independiente, la idea inicial no era darlo a conocer todavía y, mucho menos, contemplaban que lo anunciara Iglesias, acaparando el protagonismo de esta decisión.

La noticia pilló a traspiés al candidato morado, Xavi Domènech, que cuando la información salió a la luz ni siquiera se encontraba en el Parlamento ni tenía posibilidad de reaccionar formalmente ante los medios de comunicación. En su lugar tuvo que salir el diputado de En Comú Josep Vendrell en una rueda de prensa improvisada. Domènech tuvo que conformarse con publicar untweet en el que reafirmaba la noticia, ya anunciada.

Los comuns vieron en esta situación una ocasión perdida para atribuir a su candidato el mérito de la medida en plena carrera electoral. Más aún, defienden que la idea de llevar la ofensiva judicial contra el 155 se fraguó en la confluencia catalana, En Comú Podem, mientras el partido de Iglesias se encontraba inmerso en su estrategia por frenar las críticas sobre su acercamiento al separatismo.

El anuncio de Pablo Iglesias del recurso del 155 ante el Tribunal Constitucional ha caído como un jarro de agua fría entre los comunes. El partido de Ada Colau y Xavi Domènech, la marca morada en Cataluña, ha recibido con asombro las palabras del secretario general de Podemos que a media mañana de este jueves, y contra todo pronóstico, confirmaba la decisión del grupo parlamentario de impugnar esta medida del Gobierno para intervenir la autonomía de Cataluña. El candidato a la presidencia de la Generalitat quería reservarse el anuncio como parte de su campaña electoral de cara a los comicios del 21-D en una estrategia que, claramente, le ha reventado Iglesias.

La confirmación llegaba sólo unas horas después de que Gabriel Rufián, de ERC, reclamara públicamente a Unidos Podemos que adoptara esta decisión dado que cuenta con los suficientes diputados para recurrir al Alto Tribunal. La sucesión de acontecimientos y el escaso margen de tiempo entre los dos hechos dieron la imagen de un partido que reaccionaba dando la razón a los republicanos catalanes. Sin embargo, y según confirman fuentes de los comuns a El Independiente, la idea inicial no era darlo a conocer todavía y, mucho menos, contemplaban que lo anunciara Iglesias, acaparando el protagonismo de esta decisión.

La noticia pilló a traspiés al candidato morado, Xavi Domènech, que cuando la información salió a la luz ni siquiera se encontraba en el Parlamento ni tenía posibilidad de reaccionar formalmente ante los medios de comunicación. En su lugar tuvo que salir el diputado de En Comú Josep Vendrell en una rueda de prensa improvisada en el Congreso, puesto que el aspirante a la presidencia de la Generalitat estaba en ese momento a punto de entrar en el plató de La Sexta para intervenir en el programa Al Rojo Vivo. Domènech tuvo que conformarse con publicar un tweet en el que reafirmaba la noticia, ya anunciada por Iglesias.

Los comuns vieron en esta situación una ocasión perdida para atribuir a su candidato el mérito de la medida en plena carrera electoral. Más aún, la idea de llevar la ofensiva judicial contra el 155 se fraguó en la confluencia catalana, En Comú Podem, mientras el partido de Iglesias se encontraba inmerso en su estrategia por frenar las críticas sobre su acercamiento al separatismo. En su intervención ante los periodistas, Vendrell ha dejado muy clara la autoría de esta medida y se la ha atribuido a la confluencia catalana, en lugar de asignarlo al grupo confederal, Unidos Podemos. Una manera sutil de marcar distancias con la formación de Iglesias, a quienes se ha referido como “aliados”. El recurso, ha dicho, “está liderado por En Comú Podem porque tenemos aliados por el estado a diferencia de otras fuerzas políticas”.

El gesto de Iglesias anticipándose al candidato catalán ha sentado mal entre los comunes. La decisión pensaba ser un golpe de efecto por parte de Domènech y su ausencia involuntaria en este momento clave se convirtió en una ocasión perdida para dar a conocerle como aspirante a president. Aunque el candidato de los comuns es uno de los dirigentes mejor valorados, las encuestas también revelan el desconocimiento que suscita en la sociedad. Estar en el foco de la noticia es ahora mismo imprescindible para darle a conocer como cabeza de lista, a menos de un mes para las autonómicas.

El recurso de Unidos Podemos se presentará el lunes en el TC, coincidiendo con el inicio de campaña electoral. Con este movimiento, los comunes quieren hacer gala de su oposición a la actuación del Gobierno frente a la sociedad catalana y atraer el voto hacía sí de cara a las elecciones del 21D. Este recurso quiere proyectar la idea de una formación posibilista, la única fuerza catalana que cuenta con los apoyos de interceder por Cataluña en el escenario nacional. Ni PdeCat ni ERC tenían los 50 diputados necesarios para presentar un recurso de este tipo, y Podemos sale al rescate de quienes se hayan sentido agraviados por el 155.