“El encarcelamiento sin juicio de Oriol Junqueras es un intento encubierto de ilegalizar la candidatura de ERC” ha asegurado la número dos del partido, Marta Rovira, que ha tachado de “anomalía judicial” para interferir en las elecciones del 21-D el auto dictado por el magistrado del Tribunal Supremo Pedro Llarena, por el que se mantiene en prisión incondicional al líder de Esquerra junto al ex conseller de Interior, Joaquim Forn, y los líderes de ANC y Omnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

En una dura intervención de respuesta a la decisión del Supremo, Rovira ha asegurado que el auto conocido hoy se explica en términos políticos porque “tienen miedo a Junqueras porque es el mejor candidato, porque ERC es la garantía de que se hará república, el mejor socio del mandato ciudadano” del 1-O. En definitiva, ERC es la candidatura que “puede ganar las elecciones frente a la demagogia de C’s” que precisamente esta mañana se han situado como preferidos en la encuesta del CIS.

Por ello, Rovira ha dado por seguro que la decisión de mantener en prisión a su candidato “es un intento claro de ganar las elecciones sin adversarios”, frente a lo cual ha asegurado que “persistiremos porque estamos convencidos de que ganaremos” y su primer objetivo será poner en libertad a los cuatro dirigentes independentistas que siguen en prisión provisional sin fianza.

El auto del TS imposibilita que “la campaña tenga todas las garantías”

Más allá de la valoración política, la dirigente republicana ha denunciado que la decisión del juez Llarena vulnera “al menos dos derechos fundamentales”. El derecho de Junqueras ha participar en la campaña y defender su proyecto político “en igualdad de condiciones” respecto al resto de los candidatos; y el derecho de los electores a conocer ese proyecto por parte del candidato “de forma directa”. Una situación que, a su juicio, imposibilita que “la campaña tenga todas las garantías”.

Ante esta situación, Rovira ha anunciado la presentación de recurso de apelación contra la decisión del TS y ha avanzado que en caso de que este recurso, o un eventual recurso de amparo sean desatendidos por la justicia española, ERC recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos “por una cuestión de urgencia” para conseguir que Junqueras sea puesto en libertad durante la campaña.

Los republicanos trasladarán al tribunal europeo tanto las causas judiciales abiertas contra sus dirigentes por la celebración del 1-O y la proclamación de la independencia como “las filtraciones de las decisiones judiciales antes de que estas sean oficiales”. Rovira se ha referido así las informaciones que durante este fin de semana han avanzado la resolución del juez Llarena. Ha denunciado igualmente las “filtraciones de informes judiciales con clara intencionalidad política.