El Independiente

Pedro Sánchez lleva al Congreso la exhumación de los restos de Franco

Pedro Sánchez durante su intervención en la reunión de partidos socialistas de Europa celebrada en Portugal.

El PSOE registrará esta semana en el Congreso una proposición para reformar la Ley de Memoria Histórica, ampliarla y obligar al Gobierno del PP a darle cumplimiento, tras dos legislaturas sin ejecución por falta de presupuesto. Pedro Sánchez ha anunciado las medidas que incluirá este lunes en el cementerio de Paterna (Valencia), ante el paredón donde fueron fusiladas 2.238 personas al término de la Guerra Civil. Entre ellas destaca la exhumación de los restos de Francisco Franco y la disolución de su fundación.

“La Ley de Memoria Histórica ha sido ignorada de manera consciente por el Gobierno del PP, ignorando las recomendaciones del relator de la Unión Europea en materia derechos humanos”, ha reprochado Sánchez, que ha recordado a las 130.000 personas desaparecidas y los 30.0000 niños que fueron separados forzosamente de sus padres, según los datos de los colectivos de recuperación de la memoria.

El secretario general del PSOE ha insistido en que esta reivindicación “no está cargada de tintes ideológicos o ánimo de revancha”, sino que pretende hacer cumplir las recomendaciones de “asociaciones internacionales independientes” que consideran una “aberración” el incumplimiento del derecho a la recuperación de la identidad robada o el de dar digna sepultura a los suyos.

“La Memoria Histórica no es ni de izquierdas ni de derechas, sino patrimonio de los demócratas”, ha asegurado el dirigente socialista, que ha asegurado que “las únicas heridas abiertas son las fosas cerradas”. “Se lo debemos a los muertos sin nombre y a la democracia”, ha zanjado.

La iniciativa legislativa coincide con el X aniversario de la aprobación de la ley de Memoria Histórica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Incluye la aplicación de las recomendaciones del grupo de expertos que en 2011 planteó sacar del Valle de los Caídos los restos de Franco para poder “resignificar” este espacio, de forma que deje de ser un lugar de memoria franquista y se convierta en un espacio para la cultura de la reconciliación y la memoria colectiva democrática, que sirva para dignificar y reconocer a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

La proposición de ley contempla la creación de una Comisión de la Verdad como ha recomendado Naciones Unidas para determinar la verdad sobre las violaciones de los derechos humanos durante la Guerra Civil y la dictadura, sobre todo las desapariciones forzadas. También solicita la nulidad de pleno derecho de las sanciones del Franquismo; la eliminación de la simbología franquista de los espacios públicos; que el Estado asuma sus obligaciones en la localización de fosas comunes; la creación de un banco público de ADN de las víctimas para su localización, así como un censo nacional de víctimas. El proyecto propone además acabar con las restricciones al acceso a archivos estatales sobre los represaliados.

“Un país que honra a sus víctimas en un país mejor, en paz con el pasado”, ha explicado Sánchez, que ha arremetido contra el olvido. “Una sociedad que normaliza el olvido es una sociedad que se expone a la repetición de los errores de su historia. El olvido representa el triunfo de la injusticia. Ahora que se produce un auge de la extrema derecha en países europeos, la sociedad se pregunta de dónde nace tanto odio. Yo digo que precisamente de ahí: del olvido”, ha asegurado.

Outbrain