Política

Diputados de Podemos cargan al Congreso viajes para acudir a actos del partido

El partido de Pablo Iglesias reintegra a la Cámara el coste de tres de ellos tras las consultas de El Independiente

logo
Diputados de Podemos cargan al Congreso viajes para acudir a actos del partido
Manuel Monereo y Diego Cañamero, en la tribuna del Congreso de los Diputados.

Manuel Monereo y Diego Cañamero, en la tribuna del Congreso de los Diputados. EP

Resumen:

Diputados de Podemos cargan al Congreso viajes correspondientes a actividades del partido. Tras una consulta de El independiente, Podemos ha devuelto este viernes los importes de tres de ellos.

Se trata de un viaje a Barcelona de Manuel Monereo para participar en un debate sobre soberanismo; uno de Cañamero para apoyar a unos activistas encausados en Guadalajara y otro a Oviedo con motivo desconocido.

El Congreso sufraga los viajes de los diputados correspondientes a su actividad política, sectorial o de representación institucional que sean “imprescindibles” para el cumplimiento de sus funciones. Los grupos parlamentarios son los encargados de evitar abusos.

Podemos llegó a las instituciones con la promesa de regenerar la vida política y acabar con los privilegios institucionales. Redujo los sueldos de sus representantes públicos, renunció a dietas, coches oficiales y  a gastos de desplazamientos como las tarjetas de taxis. No obstante, algunos de sus diputados cargan al Congreso desplazamientos para acudir a actos de partido.

Ésa es una de las primeras conclusiones del análisis de los viajes sufragados por la Cámara a señorías de Podemos que la organización ha colgado en su página web. La segunda es el misterio absoluto en torno a los viajes de Pablo Iglesias y su portavoz parlamentaria, Irene Montero, que han renunciado a los desplazamientos del Congreso y sólo viajan a cargo de partido, haciendo enormemente dificultoso comprobar sus desplazamientos, los motivos y los costes de los mismos.

La web de Podemos ha incluido recientemente en su portal de transparencia los viajes realizados por sus diputados. El Congreso sufraga dos tipos de viajes: los motivados por la actividad parlamentaria, es decir, los desplazamientos de los diputados de provincias entre sus domicilios y Madrid, y los debidos a una actividad política “indispensable para el cumplimiento de su función”.

Podemos es el único partido que hace públicos esos desplazamientos, que siguen ocultos en el caso de las confluencias electorales que forman Unidos Podemos. No los publicita IU ni En Marea ni En Comú Podem ni Compromís. Esos viajes, fundamentalmente en tren o avión, se dividen en dos categorías: actividad parlamentaria y actividad política, sectorial o de representación institucional. En este apartado se incluyen actos de partido.

Tras la consulta de El Independiente sobre varios de ellos, Podemos ha devuelto al Congreso el dinero de tres viajes de dos de sus diputados: uno de Manuel Monereo y dos de Diego Cañamero.

Monereo es un histórico dirigente del PCE y luego de IU. Es considerado “padre político” de Iglesias y una persona muy cercana a Julio Anguita. Es autor de ‘El socialismo en el Che’, sobre la figura del Che Guevara (2001) y de ‘De la crisis a la revolución democrática’ (el Viejo Topo, 2013). Colabora habitualmente en el programa Fort Apache que dirige Pablo Iglesias y en publicaciones como Cuarto Poder. ​Diputado por Córdoba, la mayoría de sus desplazamientos son billetes de AVE entre esta capital andaluza y Madrid. No obstante, sus diez viajes correspondientes al mes de septiembre de 2017 no especifican qué tipo de desplazamiento realiza, si se deben a su actividad parlamentaria o a su labor política.

Entre ellos se incluye un viaje a Barcelona los días 5 y 6 de septiembre, fecha en la que participó en un debate con el activista de la izquierda independentista Pau Llonch, militante de la CUP, sobre el proceso soberanista. El programa La Klau Crítica, producido por Públic y Crític, organizó ese cara a cara, que fue moderado por el periodista Sergi Picazo.

Tras la consulta de El Independiente, Podemos ha explicado que el cargo al Congreso de ese viaje se debió a “un error”, por lo que el departamento de Finanzas del partido ha reintegrado este viernes a la Cámara el coste del mismo. Se trata de 129,30 euros.

Billetes Monereo

Billetes Monereo

Cañamero y su ruta por la dignidad jornalera

Por su parte, Podemos ha ingresado en la cuenta del Congreso dos cantidades correspondientes a viajes de Diego Cañamero que habían sido consultados por El Independiente. Se trata de 117,19 euros correspondientes a un viaje en avión Oviedo-Sevilla el 18 del 12 de 2016. Se da la circunstancia de que ese mismo día aparece el cargo de otro viaje a su nombre en tren desde Madrid a Sevilla.

Podemos ha informado a este periódico de la devolución el martes del coste del desplazamiento, pero no ha aclarado el motivo del mismo. En la web no aparece si se debía a su actividad parlamentaria o a su labor política. El de Sevilla sí mantiene su gasto público debido a la actividad parlamentaria del diputado por Jaén.

Cañamero también cargó al Congreso un viaje a Guadalajara el 10 de diciembre de 2016, día en el que estaba convocado a un acto público en apoyo de “los 5 del Buero”, cuatro docentes y un activista denunciadas según la ley Mordaza por incidentes ocurridos en el pregón de Ferias de 2011 en el Teatro Buero Vallejo de la localidad. Ese gasto ha sido devuelto este viernes.

Podemos ha pagado este viernes de su bolsillo al Congreso el importe de este viaje en tren entre Madrid y Guadalajara: 17,30 euros.

Billetes Cañamero

Billetes Cañamero

El histórico líder jornalero andaluz también ha realizado viajes de carácter político a cargo del Congreso. El 18 de mayo de este año se desplazó a Jaén para participar en la “ruta por la dignidad jornalera” en el hogar del jubilado de Vilches organizada por IU y por Podemos Andalucía. Al día siguiente celebró un acto similar en la localidad jiennense de Marmolejo.

En esos actos, Cañamero explicó a los jornaleros el fracaso de su moción para eliminar las peonadas como requisito para el cobro del subsidio agrario. El pleno del Congreso había rechazado esa semana la proposición no de ley defendida por Unidos Podemos para impulsar un nuevo subsidio agrario. Su propuesta sólo logró el respaldo de los diputados de Esquerra Republicana, Compromís y Bildu.

Días después, el 23 de mayo, Cañamero estuvo a las puertas de la prisión de Jaén junto a 200 personas para arropar a Andrés Bódalo durante su salida por un permiso penitenciario de tres días. El ex concejal de Jaén en Común (JeC) y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Jaén Andrés Bódalo fue condenado a tres años y medio de cárcel por agredir en el 2012 a un concejal socialista de Jódar (Jaén) durante una protesta del SAT.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos expone que Cañamero es portavoz en la comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que en ese acto explicó su moción solicitando al Gobierno la eliminación de las peonadas que presentó en el Congreso el 16 de  mayo.

Campaña de Rafael Mayoral

Otros viajes de partido cargados al Congreso los protagoniza Rafael Mayoral, secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales. Al ser diputado por Madrid, sus desplazamientos en general no se corresponden con la primera categoría, actividad parlamentaria, es decir, viajes entre su domicilio y el Congreso. En ese apartado aparecen unos viajes a Sevilla, Cádiz, Asturias y Barcelona. El resto se enmarcan en su actividad política y suelen coincidir con actos de partido. Especialmente intensa fue su agenda en los prolegómenos del congreso del partido de Vistalegre 2, celebrado en febrero de este año.

Por ejemplo, el diputado y miembro de la Ejecutiva de Podemos hizo varios desplazamientos en octubre y noviembre de 2016 coincidente con la gira Vamos! puesta en marcha por el partido. Mayoral se desplazó con cargo al Congreso de los Diputados el 6 de octubre de 2016 a Murcia; el 11 y 12 de noviembre Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria; el 24 a Zaragoza y el 27 a Madrid para participar en esos actos.

La iniciativa Vamos! de Podemos pretendía “poner en práctica una filosofía muy sencilla: cuando el cambio no lo hace la institución, lo hace el pueblo”. Según explica la organización en su página web, la iniciativa quería “desplegar a pie de calle, en cada barrio y en cada pueblo, espacios de participación y acción colectiva que responsan a las necesidades de la gente y de los territorios”.

Como responsable, precisamente, de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales, Mayoral tuvo un especial protagonismo en esa gira, que incluyó un acto de Pablo Iglesias en Berlín contra “la exclusión sanitaria de los emigrantes” y las trabas para conseguir la tarjeta sanitaria europea. De ese viaje no hay ningún dato en la web de Podemos.

En la presentación del acto en Zaragoza, que coincide con el viaje cargado al Congreso el 24 de noviembre de 2016, Mayoral y Pablo Echenique, secretario de Organización del partido, exponen que las iniciativas Vamos! y Hacemos! pretenden “convertirse en una palanca que permita a Podemos afrontar el tránsito de partido político a movimiento popular con arraigo en la sociedad civil”.

Ambas se enmarcan en el enfrentamiento previo a Vistalegre 2 entre las tesis izquierdistas de Pablo Iglesias y las transversales de Íñigo Errejón, que salen derrotadas de la asamblea de Podemos. La corriente ‘errejonista’ abogaba por el trabajo en las instituciones mientras el equipo de Iglesias insistía en la necesidad de mantener viva la movilización en las calles. Con ese objetivo surgen los programas Vamos! y Hacemos!, que disponen de 200.000 euros de financiación directa para los círculos, de una asesoría técnica y un método de trabajo basado en tres ‘D’: diagnosticar, deliberar y desarrollar.

“Con estas iniciativas no solamente se hacen muchas cosas buenas hacia fuera de la organización, sino que además son un ejemplo de superación de estos falsos debates respecto de Podemos que estamos viendo últimamente en los medios de comunicación”. “Creo que en ese falso debate entre instituciones y calle se ve que se puede llegar a una síntesis que no se tiene porque elegir. Por ejemplo en ‘Hacemos’, que con el dinero que donan los cargos públicos se hacen proyectos sociales fuera de la organización, y también se ve muy bien en iniciativas de ‘Vamos’ como la que vimos el pasado sábado aquí mismo en Zaragoza”, explica Echenique en el acto.

Por su parte, Irene Montero, entonces jefa de gabinete de Iglesias, admite que las dos giras “forman parte de los debates que vamos a tener en nuestro nuevo Vistalegre, tienen que ver sobre cómo podemos seguir siendo una herramienta útil para los sectores populares de nuestro país”.

A consultas de El Independiente, Podemos explica que los desplazamientos de Mayoral a Canarias se deben a que fue vocal de la Comisión de Industria, Energía y Turismo desde el 14 de septiembre de 2016 al 19 de diciembre. Por ese motivo participó en las asambleas de Podemos sobre pobreza energética “en las que se trabajó la moción que se presentó en el pleno el 29 de ese mismo mes”.

Podemos explica que desde principios de octubre de 2016 hasta el 29 de noviembre de 2016, que fue cuando se presentó la moción de pobreza energética en el Congreso, se trabajó en torno a la situación energética del país con múltiples colectivos.

“Desde la iniciativa Vamos se ha venido colaborando con diversos colectivos sociales como la Plataforma del nuevo modelo energético y Facua para plantear las mejores soluciones. Es una herramienta de participación que consideramos fundamental, no se trata de redactar las leyes sin más, se trata de redactar leyes que den solución a los problemas de la gente, y para eso tenemos que hablar con ellos”, asegura el grupo parlamentario.

En este sentido, señala como actuaciones de Mayoral vinculadas a esa gira su intervención el 6 de octubre en la Comisión de Industria, Energía y Turismo para defender medidas que pongan fin a la pobreza energética. También la moción que presentó el 29 de noviembre de 2016 y que fue aprobada en el Congreso. La moción instaba al Gobierno a prohibir a las compañías eléctricas el corte de suministro a familias vulnerables. Sin efectos reales y aprobada con la abstención del PP, supuso un compromiso político de la Cámara para afrontar este problema.

En la práctica parlamentaria, la elaboración de las iniciativas de los grupos recae en buena parte en sus asesores o asistentes, aunque los diputados responsables del área se hacen cargo de su orientación política y de la negociación con el resto de los grupos para su aprobación. El grupo de Unidos Podemos cuenta con 52 asesores para sus 71 diputados, que preparan técnicamente esas iniciativas parlamentarias.

Gastos “imprescindibles” para la función del diputado

El Estatuto del Diputado vigente desde 1978 y recogido en el Reglamento del Congreso en su artículo 8.2, establece que los diputados tendrán “derecho a las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función”.

A estos efectos, el Congreso cubre los gastos de transporte de los diputados en sus desplazamientos en medio público (avión, barco, tren o autobús) a modo de franquicia. El diputado, en el ejercicio de la labor parlamentaria, representa al conjunto de los españoles por lo que, a efectos de su función, su ámbito de trabajo es el conjunto del territorio nacional.

El ejercicio de la labor política y parlamentaria debe ser libre sin que deba imponerse ningún tipo de censura o control previo, en forma de autorización, sobre la misma, más allá de los límites ya establecidos en nuestro ordenamiento jurídico. Por este motivo no se establecen mecanismos de control o autorización previa en los desplazamientos y su supervisión corresponde a las direcciones de los grupos parlamentarios.

“Sin duda es el propio Diputado quien debe utilizar de manera responsable los medios que la Cámara pone a su disposición. Pero en la medida en que esos medios son sufragados con recursos públicos, resulta conveniente reforzar las fórmulas o mecanismos de supervisión que, sin menoscabo al libre ejercicio de su labor política y parlamentaria, eviten desviaciones o abusos indeseables”, establece el Congreso.

Por ese motivo, los desplazamientos a otra circunscripción distinta para realizar actividades de naturaleza política, sectorial o de representación institucional por su pertenencia a un grupo parlamentario deben contar con el aval de la dirección de dicho grupo. Es decir, la dirección del grupo confederal de Unidos Podemos ha debido autorizar todos esos viajes.

“La realización de cualquier desplazamiento para un objeto distinto de los mencionados y que no guarde relación con el ejercicio de la labor política o parlamentaria no podrá ser imputada al Presupuesto de la Cámara, debiendo abonarse por el diputado”, como ha ocurrido en los casos de Monereo y Cañamero.