La decisión de Pablo Iglesias de acercarse al PSOE ha generado un tenso debate en Podemos, que se divide entre los partidarios de esta estrategia y los que la rechazan de plano. La corriente de Izquierda Anticapitalista, con Teresa  Rodríguez a la cabeza, ha salido a hacer campaña en contra de la entrada de Podemos en el Gobierno de Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha.

Mientras tanto, Pablo Iglesias ha forzado al PSOE a escenificar una colaboración parlamentaria en una suerte de ‘errejonismo sin Errejón’ que desconcierta a propios y extraños. Por su parte, el ex número 2 de Podemos -centrado en la conquista de la Comunidad de Madrid– ha reivindicado la autoría de esas tesis durante su intervención en la universidad de verano del partido.

Los distintos sectores explican sus posiciones en artículos de opinión y entre todas las voces sorprende la de Diego Cañamero, histórico dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores, leal por partes iguales a Iglesias y a la secretaria general de Andalucía. Como Manuel Garí (economista de referencia de Teresa Rodríguez) o la propia dirigente gaditana, Cañamero recuerda que el PSOE ha fagocitado a todos sus socios de gobierno en esta comunidad a lo largo de 40 años.

Puedes pactar con el diablo, pero de igual a igual»

«Cuando vas de igual a igual puedes pactar hasta con el diablo; yo he llegado a acuerdos con terratenientes, caciques y explotadores. Si vas de igual a igual puedes imponer condiciones, pero sólo con dos diputados frente a quince, sin estructura y sin realidad en la base ni la fuerza de los militantes, un acuerdo es sólo un brindis al sol», advierte.

«Los errores en política se pagan caro», asegura, cuestionando a los «analistas» de Podemos en función de su experiencia vital. «Intuyo que no nos va a ir bien. No es un capricho ni un pataleo. Es un análisis a largo plazo. Si quieres ser una alternativa te tienes que mostrar como tal, sin miedo y sin complejos: defendiendo a la mayoría y la justicia social. No puedes estar aliándote con alguien que nunca ha sido alternativa. El PSOE no es ningún cambio, ha gobernado el Estado durante 22 años; en Castilla-La Mancha durante 30 y en Andalucía 40 años. Ha llegado a tener 202 diputados, casi todas las diputaciones y comunidades autónomas y las alcaldías de casi 6.000 municipios de los 8.000 que hay. Lo que tenía que cambiar ya lo ha cambiado», sentencia.

Al PSOE le estorba Podemos. Se acerca a nosotros para contaminarnos»

Tras debatir este asunto en el Consejo Estatal de su partido, Cañamero concluye que el acercamiento al PSOE se produce por el giro a la izquierda que ha supuesto la victoria de Pedro Sánchez en las primarias. En una «coyuntura» que no ve duradera en el tiempo. «Yo creo que al PSOE le estorba Podemos; ya sea el PSOE de Pedro Sánchez, el de Fernández Vara, el de Susana Díaz o el de García-Page. Les estorbamos porque Podemos es una fuerza nueva, joven y más cercana a la sociedad. Cada vez que el PSOE se acerca a nosotros será para contaminarnos y para que no seamos la alternativa», alerta.

Al ir de la mano de los socialistas, Podemos se arriesga a «perder identidad, perder fuerza y perder perspectiva», según Cañamero. «Podemos es un partido que nace para sustituir todo lo viejo desde el punto de vista de la izquierda progresista, que se había enturbiado y se había aliado con lo más oscuro. El PSOE había abandonado la socialdemocracia y hacía una política neoliberal. Entonces se produce el mismo debate que tuvimos cuando existía el sindicato vertical durante la dictadura. La izquierda debatía sobre si meterse dentro para sustituirlo o hacer un sindicato nuevo. Al final se optó por construir uno nuevo porque el que había estaba muy corrompido y venía del franquismo», compara.

«Lo mismo pasa con el PSOE. Sociológicamente parece de izquierdas, pero su estructura e institución no tienen nada que ver con sus principios emanados del pueblo en su fundación. El PSOE es un partido que se ha contaminado. Acercarse a un partido de esas características es como intentar rehabilitar a una persona drogadicta», asegura.