«Entrar en un Gobierno en minoría lanza el mensaje de que no se puede hacer mucho más. Se limitan las posibilidades de crítica y alternativa a medio plazo y se traslada la impresión de que sólo es posible practicar los recortes blandos en vez de cambiar el marco general de la austeridad y la lógica de las políticas económicas 180 grados».

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha puesto voz este viernes al sector del partido que rechaza su entrada en el Gobierno socialista de Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha. En una entrevista en La Cafetera, Rodíguez ha recordado que Podemos tenía como planteamiento general construir una «alternativa al bipartidismo» y que por eso rechazaba formar parte de sus gobiernos, una forma de legitimarlos. Por el contrario, la entrada en minoría en un Gobierno «sólo» permite «trabajar en el reparto de la miseria», dada la escasez de recursos públicos existentes «en base al endeudamiento del Estado».

«Las relaciones de poder se han escrito a dos manos en este país a nivel estatal y autonómico. La entrada en el Gobierno lanza el mensaje de que se puede, pero solamente un poquito», ha explicado, advirtiendo de que sus compañeros se verán en la tesitura de justificar y explicar los «recortes blandos» que practican los gobiernos socialistas.

IU tuvo que justificar despidos en la educación pública en Andalucía», recuerda

En este sentido, ha recordado la experiencia de IU en Andalucía y su acuerdo de Gobierno con el PSOE en 2012, cuando los «compañeros de lucha en muchas causas sociales» se vieron obligados a defender medidas como 4.500 despidos en la educación pública andaluza. «Es necesario entendimiento con el PSOE para acuerdos puntuales, pero también plantear una alternativa general al modelo austeridad construido a dos manos en este país», ha asegurado.

También por la experiencia andaluza, Rodríguez ha advertido sobre las opciones reales que tiene la medida estrella del acuerdo entre Podemos y PSOE en Castilla-La Mancha: la renta garantizada. «No vale sólo con aprobar la ley, necesita un presupuesto para que se pueda cumplir y para que no se quede en papel mojado», avisa. Como ejemplo ha citado todos los derechos reconocidos por el Estatuto de Autonomía de Andalucía, como la renta básica, que «por la vía de los hechos» se deroga. «El propio sistema tiene mecanismos para limitarlos por la vía de los hechos como el artículo 135 de la Constitución», ha recordado.

La dirigente andaluza ha restado gravedad a sus discrepancias en este sentido con Pablo Iglesias, que ha defendido el acuerdo en Castilla-La Mancha, asegurando que una organización sana debe tener pluralidad de opiniones para afrontar problemas complejos.

El líder castellanomanchego pide «respeto»

Tras sus declaraciones a primera hora, el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha llamado al programa para responder a Rodríguez para quejarse de que reclame más autonomía para los territorios y a la vez  «desde Andalucía nos tengan que decir lo que tenemos que hacer».

«Lo tenemos bastante claro. Sabemos los movimientos que estamos haciendo, los benefiicios y también estamos calibrando los riesgos. Estamos recibiendo de una mayoría de gente de Podemos mensajes de ánimo y de adelante. Si estuvieran en Castilla-La Mancha estarían votando que sí al acuerdo», ha defendido, antes de reclamar «un poco de respeto y de confianza» a sectores como la corriente anticapitalista, que «ocupa una posición más marginal y más residual del partido».

García-Molina ha explicado que el incumplimiento sistemático por parte del PSOE del acuerdo de investidura firmado hace dos años sólo les deja dos opciones: la pataleta o la entrada en el Gobierno. Si esta opción es refrendada por la militancia, asegura que Podemos «no será cómplice de políticas» que no son las suyas, sino que se limitará a «sacar adelante políticas de Podemos».

En ese sentido, se ha comprometido a salir del Ejecutivo el año que viene si no consigue logros como «implementar» el proyecto de renta garantizada y el fondo de garantías ciudadanas. «Abandonaremos el Gobierno, no nos dolerán prendas. Pero estaría bien un poco más de respeto por lo que hacemos en La Mancha y también confianza. Que no se fíen del PSOE me parece bien, que no se fíen de nosotros no», ha reprochado.