Política PODEMOS

Julio Rodríguez, líder de Podemos Madrid, en la casilla de salida para suceder a Carmena

logo
Julio Rodríguez, líder de Podemos Madrid, en la casilla de salida para suceder a Carmena

Julio Rodríguez presenta su candidatura para Podemos Madrid.

Resumen:

Los planes se van cumpliendo para la cúpula de Pablo Iglesias. El ex Jefe Mayor del Estado de Defensa (Jemad) José Julio Rodríguez ha sido elegido secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid y ya se encuentra en la casilla de salida para una posible sustitución de la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena. El dirigente, afín a Iglesias, presentó su candidatura y defendió que el objetivo central es trabajar por la continuidad de Carmena en la Alcaldía y apoyar desde Podemos las grandes decisiones del Consistorio. Sin embargo, este papel podría ser provisional. Una de las hipótesis que maneja el partido es que la dirigente se presente a la reelección para las próximas municipales y se retire a mitad de legislatura; un momento en el que el militar sería el primer candidato para optar al cargo.

La situación actual de Rodríguez comenzó a fraguarse hace medio año, cuando la cúpula de Podemos decidió impulsarle como posible sucesor de Carmena. Por entonces, la alcaldesa había manifestado claramente su intención de no presentarse a la reelección. “No me voy a presentar, eso está claro”, defendió el pasado mayo. Fue entonces cuando la formación vio en el ex Jemad una opción para ocupar el puesto. Su perfil encajaba para emprender una transición suave y poco traumática al frente de uno de los llamados ayuntamientos del cambio que Podemos luce con más honra. La cuestión generacional une a Carmena y al militar, y también encaja con las expectativas del electorado madrileño, que en Podemos consideran más conservador y envejecido que en otras ciudades.

Esto, unido a otras cualidades como su extrema disciplina y su lealtad al secretario general del partido hacían de Rodríguez una persona idónea para encumbrarse eventualmente como primer edil de Madrid. Con este movimiento la dirección se aseguraría un bastión principal y además pasaría a controlar directamente el Ayuntamiento y presumir de tener un alcalde morado. Hasta ahora y desde su elección, Manuela Carmena ha evitado cualquier vínculo con Podemos y se ha presentado como una dirigente independiente.

Carmena había manifestado claramente su intención de no presentarse, pero también había advertido de otra cosa: quería pilotar su sucesión para dejar el Ayuntamiento en alguien de confianza. Después de que Podemos iniciara la Operación Jemad para lanzar a Julio Rodríguez a la alcaldía, Carmena cambió su posición.  Más allá de las importantes tensiones que ha vivido la coalición, en Ahora Madrid nadie cuestiona el liderazgo de la alcaldesa y en en los últimos meses le han animado a continuar en su puesto. Consideran que es la garantía para revalidar el Ayuntamiento de Madrid en las municipales de 2019 y, a su vez, mantener el equilibrio entre las distintas sensibilidades que confluyen este partido instrumental.

En septiembre, la alcaldesa dejó la puerta abierta a optar a la reelección a la Alcaldía. En sus últimas apariciones, Carmena ha rechazado de forma tajante pronunciarse sobre su continuidad. Este mismo miércoles se negó hasta en tres ocasiones a valorar este asunto en un desayuno informativo. «No le estoy dando muchas vueltas a los temas electorales»; «intento que no se hable de la sucesión», «yo personalmente prefiero que no hablemos de este tema». Justificó estas afirmaciones en que esto podría provocar que no se hablara de «lo importante», es decir, la acción del Consistorio. Eso sí, advirtió de que Ahora Madrid no volverá a reeditarse puesto que «a nadie se le escapa que lo que fue esta plataforma en su nacimiento tiene ya muy poco que ver con lo que ahora significa», después de cuatro años en el Gobierno. «Seguramente eso va a acabar en algo distinto a lo que es ahora», señaló.

Ante esta indefinición, la dirección de Iglesias apostó por Julio Rodríguez como candidato de Podemos en la ciudad de Madrid como plataforma de salida para la Alcaldía, y con el objetivo de preparar un recambio en caso de que la alcaldesa no continúe. En el acuerdo entre pablistas y errejonistas para la candidatura conjunta, los de Iñigo Errejón arrancaron el compromiso de que el argumento principal de blindar la gestión de Carmena y de su número dos, la portavoz del ayuntamiento Rita Maestre. Con ello, los partidarios de Errejón quieren garantizar que se cumple el «tándem Carmena-Errejón«, con la alcaldesa en el Ayuntamiento y el diputado como candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid. Creen que esto beneficiaría a ambas partes, puesto que el efecto arrastre haría que los votantes escogieran la papeleta morada tanto en la papeleta autonómica como en la municipal.

En la formación por hecho que la alcaldesa se presentará a los comicios de 2019, pero no tienen tan claro que vaya a terminar la próxima legislatura. En ese caso, Rodríguez optaría a este puesto y tendría que ser refrendado en las primarias de Podemos. Esta prueba no supone ninguna dificultad, puesto que toda la cúpula de Podemos brindaría su apoyo al ex Jemad, tal como ha ocurrido en el proceso interno que acaba de terminar para renovar la dirección madrileña de Podemos.

Este movimiento, además, evita que el recambio de candidato y el desembarco de Rodríguez sea previo a la campaña electoral, una circunstancia que -de producirse- podría resentir el apoyo en las urnas. Rodríguez no ha cosechado buenos resultados en ninguno de los comicios a los que se ha presentado; en las generales de 2015 se presentó por Zaragoza y en 2016, por Almería, sin conseguir escaño en ninguno de los dos casos.