El ex presidente madrileño Ignacio González ha llegado a las 9:15 horas a la Audiencia Nacional para prestar declaración como testigo sobre una conversación que mantuvo con el ex ministro Eduardo Zaplana poco antes de ser detenido en la operación Lezo y en la que habló del pago de comisiones al PP a cambio de adjudicaciones.

Es la primera vez que acude a prestar declaración a la Audiencia Nacional desde que fuera excarcelado tras pasar más de seis meses en prisión preventiva, si bien en esta ocasión lo hace en calidad de testigo y ante el juez José de la Mata, que investiga los papeles de Bárcenas y la caja B del PP. El ex presidente madrileño ha acudido a su cita con De la Mata acompañado de su abogado y con gesto serio.

González estaba citado a las 10:00 horas, mientras que Zaplana deberá estar en la Audiencia Nacional a las 13:30 horas. Antes prestarán declaración los imputados en Lezo Ildefonso de Miguel y el empresario Javier López Madrid, yerno del ex presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, y por la tarde será el turno del fundador de Intereconomía Julio Ariza.

La citación de González y Zaplana como testigos -lo que les obliga a contestar a todas la partes y a decir verdad- se produce tras la incorporación a esa causa de varias conversaciones pinchadas en el caso Lezo que revelaron la existencia de una grabación en la que un empresario -el ex presidente de Degremont Rafael Palencia, imputado en esta causa- aseguraba haber pagado comisiones al PP.

Chivatazo

La conversación fue intervenida en el despacho del ex presidente madrileño el pasado 19 de abril, dos días antes de que estallase el caso Lezo sobre corrupción en el Canal de Isabel II, y cuando González era ya consciente de que le estaban investigando tras recibir un chivatazo cuya procedencia está aún por determinar.

En esa conversación, González le cuenta a Zaplana que el ex gerente del Canal Ildefonso de Miguel “le sacó una grabación a un empresario (Rafael Palencia)” diciendo que “le daban pasta a Álvaro Lapuerta y no sé si a Rajoy”.

De Miguel le facilitó esa grabación a Julio Ariza, quien después “se fue a ver a Mariano a chantajearle”, siempre según la conversación mantenida entre González y Zaplana.

Tiempo después, según el relato de González, un abogado del caso Gürtel le contó que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas tuvo que negociar con Ariza y que finalmente “le soltaron pasta por esa puta cinta, para taparlo todo”.

Con estas citaciones, De la Mata trata de “verificar si han tenido lugar las entregas anotadas en los denominados “papeles de Bárcenas” o “contabilidad B” del PP, aparentemente efectuada por “Gre. (Rafael P)”, “R. Palenc”, “Rafa Palencia” y “Rafael Palencia” en los ejercicios 1998, 2000, 2007 y 2008, según apuntaba el juez en su auto.