Política

La CUP lamenta el discurso "autonomista" de Torrent: 'No habrá cheques en blanco"

logo
La CUP lamenta el discurso "autonomista" de Torrent: 'No habrá cheques en blanco"
Los miembros de la CUP, en el Parlament.

Los miembros de la CUP, en el Parlament. EFE

Resumen:

Roger Torrent ha cosechado, con su discurso de toma de posesión como presidente del Parlament, una dura recriminación de la izquierda independentista de la CUP, que ha tachado de decepcionante y autonomista su primera intervención en el cargo. Una intervención que, por el contrario, han aplaudido los Comunes y, con más reservas, el PSC y PP, por su tono conciliador.

Torrent “se ha encuadrado en marco constitucional y autonómico” ha señalado el líder de la CUP en el Parlament, Carles Riera, quien ha «lamentado profundamente» el primer discurso de Torrent. Riera ha advertido además de que esa primera muestra de las intenciones de JxCat y ERC no ofrece demasiadas garantías a la CUP para apoyar la investidura de Carles Puigdemont, una investidura para la que ha reclamado a los otros dos partidos de la mayoría independentista más voluntad de diálogo.

«Hace 48 horas que no nos reunimos ni con JxCat ni con ERC» ha reconocido el dirigente antisistema, quien ha advertido de que «para la investidura las formas han de cambiar, la CUP no es un cheque en blanco». Riera ha reclamado además que «nos tenemos que poner de acuerdo en términos programáticos. Nos pondremos de acuerdo con quien quiera hacer republica unilateralmente, pero no nos podemos comprometer con quien se comprometa con la autonomía».

Una postura que, a su juicio, es la que ha ejemplificado hoy el nuevo presidente del Parlament. «No va en el buen camino para consolidar la republica» ha apuntado, «no hace ninguna referencia al 1-O» que a su juicio «es la fuente primaria de legitimidad, mucho más q el 21-D».

«Tampoco ha hecho referencias al 27-O, cuando el Parlament declaró la independencia y proclamó la república. Esperábamos que retomara la tarea que dejamos pendiente la noche del 27 de octubre y lo que hace es hablar de restablecer las instituciones anteriores. Se aleja del mandato del 1-O y del 27-O».

Apoyo del PSC y PP

La riña de la CUP se ha convertido en beneplácito en el caso de socialistas y populares, que han valorado las apelaciones al respeto y la reconciliación del nuevo presidente de la Cámara. Santi Rodríguez, portavoz del PP, ha destacado que Torrent ha mostrado un discurso conciliador que «nos abre esperanzas de romper con la dinámica de la mayoría independentista de la anterior legislatura».

En términos similares se ha expresado la portavoz del PSC, Eva Granados, quien ha criticado duramente, por contra, el «sectarismo» de la intervención de Ernest Maragall, ex conseller socialista y ahora en las filas de Esquerra. Ambos han advertido, sin embargo, que la demostración de la voluntad conciliadora del nuevo presidente de la cámara se pondrá a prueba con la investidura y han recordado que la investidura telemática no cabe de ningún modo en el reglamento del Parlament.

Comentar ()