Política

El Bigotes apunta a Camps como el cerebro de la financiación ilegal del PP valenciano

logo
El Bigotes apunta a Camps como el cerebro de la financiación ilegal del PP valenciano
Álvaro Pérez 'El Bigotes', Pablo Crespo y Francisco Correa.

Álvaro Pérez 'El Bigotes', Pablo Crespo y Francisco Correa.

Resumen:

El considerado número tres de la trama Gürtel, Álvaro Pérez El Bigotes, ha declarado este viernes en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por la presunta financiación del Partido Popular valenciano que la idea de cobrar los trabajos de la mercantil Orange Market a través de empresarios de dicha comunidad autónoma partió del ex presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. De esta forma, el acusado ha apuntado a ex dirigente valenciano como el cerebro de la presunta financiación ilegal de los populares.

El Bigotes ha explicado que se reunió con el número dos del partido, Ricardo Costa, quien le informó cómo se debían cobrar los servicios de Orange Market. El preso ha añadido que en esa reunión Costa hizo una llamada para consultar si los pagos de la deuda debían pagarse así ya que Pérez no estaba conforme con el ‘modus operandi’. “Cuando le digo a Costa que es una barbaridad hacer esto, Ricardo llama delante de mí a la persona con la que habla siempre y consulta todo y esta persona le dice que esta es la única manera de cobrar y que si no que lo deje: y esta persona es Francisco Camps”, recalcó el preso.  “Camps fue quien creó y ordenó el sistema de pagos” fraudulentos (…) “es el único que podía hacerlo”, apostilló.

En otro momento del interrogatorio, El Bigotes ha reconocido que hubo pagos en negro a Orange Market “de forma reiterada”, en referencia al Partido Popular.”Ahora se rasgarán las vestiduras pero eran muchos los ‘PPs’ que trabajaban con nosotros, todos querían trabajar con nosotros, señoría”, recalcó Álvaro Pérez.

Además, el imputado también ha apuntado al papel desarrollado por el ex presidente de Las Cortes valencianas Juan Cotino como la persona que “hablaba” con los empresarios antes de que se formularan los pagos.

Y por si hubiera alguna duda en estos momentos de que muchas personas participaron activamente en la financiación irregular de los populares valencianos, el preso fue más allá: “Aquí no están todos los que son ni son todos los que están. Aquí no se les ha preguntado a los empresarios a cambio de qué soltaban la mandaga”.

En enero de 2012, tanto Camps como Costa fueron declarados no culpables por un jurado popular al no haberse podido acreditar que la trama Gürtel les regalara unos trajes constituyendo un delito de cohecho impropio pasivo. Ambos ex dirigentes del PP sortearon así el primer envite judicial de dicha red de corrupción.