Política

Los reproches entre Sánchez y Díaz tras su reunión: ella fue "frozen" y él "inconsistente"

logo
Los reproches entre Sánchez y Díaz tras su reunión: ella fue "frozen" y él "inconsistente"

Pedro Sánchez y Susana Díaz durante un desayuno informativo que ofreció el secretario general del PSOE en Sevilla el 23 de enero. EFE

Resumen:

Ferraz y el PSOE andaluz están satisfechos con el resultado de la reunión de Pedro Sánchez y Susana Díaz el martes: "había que pasar el trance", aseguran. La Ejecutiva federal considera que la presidenta andaluza mostró excesiva frialdad con su secretario general al hablar de "Frozen". El PSOE-A achaca que ese comentario se convirtiera en el titular de la reunión por la "inconsistencia" política de Sánchez, que respondió con evasivas durante el coloquio que celebró en Sevilla.

Pedro Sánchez y Susana Díaz están satisfechos con el resultado de su reencuentro el lunes, aunque por distintos motivos. Ambos entienden que tenían que pasar el trance de comparecer ante la prensa tras su agrio enfrentamiento en las primarias y consideran que sus reuniones no causarán tanta expectación a partir de ahora.

El PSOE federal, que hasta ahora tenía vetada la entrada en Andalucía, siente que se le ha levantado la barrera y que ya puede celebrar actos en esta comunidad como el que protagonizó este jueves el secretario de Organización, José Luis Ábalos. En ese sentido, ambos consideran positiva la cita. A partir de ahí, las conclusiones del encuentro difieren notablemente.

En la Ejecutiva Federal se considera que Susana Díaz «quedó mal» públicamente al incidir en la frialdad entre ambos dirigentes. «¿El deshielo? Eso será para Frozen», respondió a los periodistas antes de su breve encuentro a solas durante 20 minutos con su secretario general. La reunión fue meramente protocolaria y versó sobre financiación autonómica y la crisis catalana.

El comentario sobre la película de Disney se convirtió automáticamente en el titular de la visita de Pedro Sánchez a Sevilla, que perseguía exactamente lo contrario: descongelar las relaciones entre Ferraz y el PSOE andaluz. Tanto es así que el líder de la oposición alabó constantemente el trabajo del Gobierno andaluz e hizo suya una de las medidas estrella de Díaz al prometer gratuidad en las primeras matrículas de estudiantes universitarios de grado.

La repercusión del comentario sobre Frozen también se produjo por otro motivo: Pedro Sánchez no dio ningún titular en el desayuno informativo que protagonizó en el Foro Joly. Y en ese hecho centra su crítica el PSOE andaluz: «No quiso posicionarse en nada. No defendió posturas que había mantenido a capa y espada hasta ahora como la plurinacionalidad. Demostró muy poca solvencia», aseguran en el entorno de la presidenta.

Durante el coloquio posterior a su discurso, Pedro Sánchez se mostró a la defensiva e incluso guardó silencio ante algunas preguntas. La mayoría versaron sobre sus relaciones con los barones del partido, especialmente con Susana Díaz; sobre comentarios de Felipe González o Alfredo Pérez Rubalcaba; respecto a las diferencias entre el poder atesorado por el PSOE en Andalucía y su irrelevancia en otros territorios, así como sobre la contradictoria relación que se mantiene con Ciudadanos, aliado del PSOE en Andalucía y objeto de sus críticas en Madrid.

En ocasiones visiblemente molesto, Sánchez utilizó evasivas a estas cuestiones. «No me va a pillar usted en ese titular», advirtió al moderador, el director de Diario de Sevilla, cuando le insistió al preguntar por su concepto de las nacionalidades existentes en España. «Cada comunidad histórica es lo que define su estatuto de autonomía», esquivó.

La presidenta andaluza considera que esa actitud fue una muestra más de debilidad y de la inconsistencia política de su ex rival en las primarias. Su falta de respuesta y de determinación a la hora de defender cuestiones de las que ha hecho bandera revelan su insolvencia a juicio de Susana Díaz.

Comentar ()