Política

Sánchez desoye las encuestas: "Tenemos una oportunidad de oro de ganar las elecciones"

Reprocha el "error histórico" de Unidos Podemos al "no defender la integridad territorial de España"

Pedro Sánchez junto a la presidenta del partido, Cristina Narbona, este lunes en la Ejecutiva socialista reunida en Ferraz. EFE

Pedro Sánchez hace oídos sordos a las encuestas que revelan un auge electoral de Ciudadanos que lo sitúa como segunda y hasta primera fuerza política del país. «Me suena esa pregunta», ha ironizado este lunes en Ferraz, cuando los periodistas se han interesado sobre su opinión por los sondeos que vaticinan el ‘sorpasso’ del partido de Albert Rivera. Según el secretario general del PSOE, «España sociológicamente no es de derechas» por lo que el PSOE tiene una «oportunidad de oro» para ganar las elecciones a una «derecha bicéfala» formada por PP y Ciudadanos.

El PSOE hace su propia lectura de las encuestas y pide calma. Entiende que la mayoría social del país es de centro-izquierdas y eso le da a Sánchez la posibilidad de llegar a la Moncloa si consigue captar el voto de los desencantados de Unidos Podemos que se están pasando a la abstención y de los electores de Ciudadanos que encuentren atractivas las propuestas socialistas en materia económico-social, como sus iniciativas para garantizar el futuro de las pensiones y mejorar la calidad del empleo.

«No soy un analista político sino el lider de la oposición. Todas las encuestas dicen que hay una izquierda que puede ganar a una derecha bicéfala, que es el PSOE. La izquierda tiene una oportunidad de oro de ganar las elecciones y de ser la primera fuerza política de este país. Hay que aglutinar el voto en torno al único partido con esa posibilidad: hay que movilizar a los electores de izquierda», ha explicado Sánchez, que piensa que cuenta dos años aún de legislatura antes de las próximas generales.

«La clave es que se impongan unos debates y unas materias en las que está el PSOE y que afectan al corazón de la clase media trabajadora: apelar a su movilización para recuperar ese patrimonio desmantelado durante años por el Gobierno del PP para lograr una recuperación justa, luchar por la igualdad y llevar a cabo una regeneración democrática», ha afirmado. Se trata, a su juicio, «de una oportunidad de oro de ganar las elecciones» y en ese objetivo se va a empeñar el PSOE. «Pero es importante que los ciudadanos lo tengan claro: la única opción para derrotar a la derecha es el PSOE», ha insistido.

En este sentido, Sánchez rehuye de enfrentamientos con Unidos Podemos, de cuyos votantes se siente «muy próximo». «Lo que nos separa son las estrategias de sus dirigentes», ha puntualizado, señalando dos errores históricos de Pablo Iglesias: votar en contra de su investidura, permitiendo que continuara gobernando el PP, y no defender la unidad de España frente al desafío soberanista catalán.

«Cada vez que ha tenido que dar un paso en estos cuatro años lo ha dado en el lado equivocado», ha reprochado, cuestionando que sea de izquierdas «abrazar las tesis independentistas» cuando los partidos que las promueven defienden y desarrollan políticas de desigualdad social.

A pesar de estas críticas, Sánchez ha querido demostrar su sintonía con el electorado de Podemos al anunciar que el PSOE apoyará sus propuestas parlamentarias para imponer un impuesto a la banca sin todavía conocerlas. «No será nuestro modelo pero la vamos a apoyar porque supone abrir ese debate en el Congreso de los Diputados, que me parece importante. Y lo hago sin conocer todavía la letra de esa propuesta. Espero que cuando presentemos en febrero nuestros presupuestos alternativos podamos contar con su apoyo para sacarlos adelante o al menos las enmiendas», ha adelantado.

«La política es una carrera de fondo y a mí me gustan las distancias largas. A mí me gusta correr maratones. ¿España es de centro-derechas? Veremos. Nosotros reivindicamos un espacio de izquierdas y centro-izquierdas. Y ya vereemos si el cambio que piden los españoles es más derecha o la izquierda», ha concluido.

Comentar ()