Política

El PSOE se protegerá del auge de C’s con perfil de izquierdas en lo económico-social

logo
El PSOE se protegerá del auge de C’s con perfil de izquierdas en lo económico-social

Pedro Sánchez y la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, durante la reunión de la Ejecutiva socialista este lunes en Ferraz. EFE

Resumen:

El PSOE quiere protegerse del auge electoral de Ciudadanos marcando diferencias por la izquierda. Potenciará su perfil más izquierdista en materia económica y social.

Pedro Sánchez protagonizará las dos primeras asambleas abiertas a los ciudadanos del partido el jueves en Granada y el sábado en Madrid.

Los socialistas explicarán su propuesta para garantizar el sistema de pensiones con la creación de una nueva “cesta de impuestos” para sufragarlas hasta 2050.

Ciudadanos no sólo es una amenaza electoral para el PP, también le pisa los talones al PSOE en intención de voto según las últimas encuestas. En la Ejecutiva de Pedro Sánchez niegan cualquier temor y consideran que el partido de Albert Rivera no es más que un instrumento de la derecha para mantenerse en el poder que cobra auge cuando el partido de Mariano Rajoy ofrece síntomas de desgaste y agotamiento.

La dirección socialista considera que la victoria de Inés Arrimadas en Cataluña no es extrapolable al resto de España y que se debe a un único factor: su clara apuesta por la unidad de España frente al independentismo. Fuera de ese discurso, el PSOE confía en que los electores den la espalda a Ciudadanos al identificarse con el discurso socialista en materia económica y social.

Por ese motivo, la Ejecutiva federal potenciará esas diferencias entre “la derecha” de Albert Rivera y el proyecto socialista de Pedro Sánchez, que marcará terreno este año preelectoral con asuntos de preocupación ciudadana como la calidad del empleo, la renta mínima, la transición ecológica o la violencia de género.

El formato elegido son las asambleas abiertas, unas reuiniones de dirigentes socialistas abiertas a la ciudadanía en general que ya desarrolló Pedro Sánchez en 2014 y que recuerdan a sus encuentros con militantes durante el proceso de primarias de primavera del año pasado. El secretario general participará en las dos primeras, que se celebrarán el jueves en Granada y el sábado en Madrid, para debatir sobre el futuro de las pensiones.

Estos encuentros directos persiguen “romper jerarquías y hablar de igual a igual” a los ciudadanos. Es decir, se trata de “priorizar la agenda socioeconómica, movilizar el partido y consolidar la alternativa política que representa el PSOE” en palabras del secretario de Organización, José Luis Ábalos, cuando presentó esta campaña.

El primer tema que se debatirá en las asambleas abiertas es el futuro de las pensiones. La secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, Magdalena Valerio, explicó este lunes en rueda de prensa la propuesta socialista, consistente en la creación de una cesta de impuestos finalistas para financiar las pensiones que puedan recaudar al año cerca de 2.750 millones de euros.

Creación de nuevos impuestos

El PSOE apuesta por la creación de impuestos nuevos que sufraguen de forma exclusiva las pensiones tal como ocurre en Francia o en Alemania, donde el 20 % o el 30 % del pago de estas prestaciones proviene de los presupuestos. Valerio explicó que el desequilibrio anual ronda los 7.000 millones, una cantidad que se cubriría con los nuevos tributos (2.750 millones) y de la eliminación del pago de las tarifas planas o bonificaciones al empleo del sistema de la Seguridad Social (4.348 millones).

Estas medidas deberían ser inmediatas, con el fin de “salvar” el sistema, aunque deberían prolongarse e incluso intensificarse hasta 2050, ya que en 2023 se producirá un incremento de los pensionistas con las nuevas jubilaciones de ‘baby boom’. Aunque Valerio no quiso detallar en qué consistiría esa reforma fiscal que está elaborando el PSOE, sí dejó claro que “bajo ningún concepto” perjudicará a las rentas medias.

Asimismo, insistió en la derogación del índice de revalorización del 0,25 % de las pensiones para volver a vincularlo al IPC así como del factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 y que ligará la pensión futura a la esperanza de vida. Al respecto, la dirigente socialista vaticinó que habrá una pérdida de pensión cercana al 30 % y que este año “se van a incrementar las jubilaciones anticipadas, por el efecto huida”.