«Exijo al Gobierno respeto a la voluntad electoral, a los diputados catalanes y a la institución del Parlament, pero sobre todo exijo respeto por el voto de los catalanes». Así ha respondido el presidente del Parlament, Roger Torrent, al recurso de impugnación anunciado por el Gobierno contra la investidura de Carles Puigdemont, una medida con la que ha acusado al ejecutivo de Mariano Rajoy de estar cometiendo «fraude de ley».

Torrent ha añadido que mantiene la convocatoria del pleno para el próximo martes de Puigdemont como candidato porque «hoy sólo tenemos unas declaraciones de Soraya Sáenz de Santamaría, pero ninguna notificación oficial» y ha pospuesto la reacción «política y jurídica» hasta tener una decisión del Tribunal Cosntitucional. Eso sí, ya ha anunciado que ha encargado a los servicios jurídicos del Parlament que «analicen la decisión del Consejo de Ministros en términos jurídicos» y ha advertido de que «cuando tengamos la decisión del Constitucional tomaremos una decisión política».

«El Gobierno no está impugnando una decisión del presidente del Parlament sino que está impugnando el voto de millones de personas, el voto de los diputados y el funcionamiento del sistema democrático», ha lamentado Torrent, quien ha defendido la elegibilidad de Puigdemont, en contra del criterio esgrimido por el Gobierno.

El Gobierno no está impugnando una decisión del presidente del Parlament, sino el voto de millones de personas», dice Torrent

El candidato a la investidura «es Puigdemont porque cumple todos los requisitos legales para ser candidato, tiene la absoluta legitimidad para serlo, la impugnación anunciada hoy tras Consejo Ministros no tiene ningún fundamento jurídico. Lo sabe cualquier jurista y lo ha dicho el Consejo de Estado», ha asegurado Torrent, para quien la medida del Gobierno «es un fraude de ley que atenta contra los derechos de los electores, de los diputados y atenta en definitiva contra la democracia parlamentaria».

El presidente del Parlament, que ha insistido en su disposición al diálogo, ha criticado que el Gobierno «responde con el único lenguaje que entiende, el de la judicialización de la política» y ha lamentado que «no puede ser que el único mensaje que traslade el Gobierno es que hemos votado mal, está diciendo a los catalanes que no han votado bien, no han votado como ellos querían. Es una irresponsabilidad política vulnerar derechos básicos y usar los tribunales para ganar lo q no se gano en las urnas el 21-D».

Reacción a Santamaría

La comparecencia de Torrent se ha producido minutos después de que la vicepresidenta del Gobierno confirmara la interposición de recurso ante el Tribunal Constitucional para suspender la convocatoria del pleno de investidura de Carles Puigdemont. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes este recurso pese a la opinión en contra del Consejo de Estado, que este jueves emitió un dictamen desaconsejando esa medida.

Sáenz de Santamaría ha defendido sin embargo la obligación del Gobierno de «tomar decisiones» para «defender la Constitución» los intereses de los catalanes y del resto de los diputados electos que se verían privados de sus derechos en una investidura telemática. La vicepresidenta ha insistido en que Puigdemont «se encuentra en busca y captura» en territorio español y está imputado de graves delitos para rechazar su candidatura.