Política

Rato carga contra Montoro: "La ONIF atenta contra la lógica de las cosas"

El ex ministro arremete contra la Oficina Antifraude de la Agencia Tributaria (ONIF) a la que acusa de “extralimitarse en sus funciones”, basar sus conclusiones en “meras hipótesis”, “demonizar” a los empresarios de este país y “obcecarse” en investigarlo.

Rato culpa a Guindos de su dimisión y dice que le ofreció un puesto en una cotizada

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. EP

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha enviado un nuevo escrito al titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid, el magistrado Antonio Serrano Arnal, donde carga contra el Ministerio que capitanea Cristóbal Montoro por la investigación que está realizando sobre su patrimonio en el extranjero.

En el citado escrito, fechado el pasado mes de diciembre, al que ha tenido acceso El Independiente, Rato arremete contra la Oficina Antifraude de la Agencia Tributaria (ONIF) a la que acusa de “extralimitarse en sus funciones”, basar sus conclusiones en “meras hipótesis”, “demonizar” a los empresarios de este país y “obcecarse” en investigarlo.

“La ONIF, extralimitándose de sus funciones −como ha venido haciendo en los más de dos años y medio que ha durado la causa−, se toma la libertad de realizar valoraciones completamente subjetivas y carentes de base fáctica alguna respecto de la potencial validez probatoria de la documental”, subraya el ex gerente del Fondo Monetario Internacional tras rebatir con un informe pericial presentado por su equipo jurídico las cuotas calculadas por Hacienda sobre la presunta comisión de varios delitos fiscales.

Rato acusa a la ONIF de «demonizar» a quienes inician proyectos «financiados a través de inversores”

En sus alegaciones, Rato rebate el análisis realizado por la ONIF respecto a la actividad de las empresas Young Potential Developements y Layosalud, vinculadas al supuesto testaferro del ex vicepresidente del Gobierno, Miguel Ángel Montero Quevedo.

En concreto, a través de la sociedad Layosalud el ex gerente del FMI habría llevado a cabo la operación de compra del complejo hotelero Alba de Layos en Toledo. Dicha mercantil era propietaria del terreno donde se ubicaba el citado complejo hotelero y estaba participada en un 91,27% por Montero Quevedo, considerado como el “administrador” de varias de las empresas de Rodrigo Rato.

Sin embargo, el ex ministro niega que tras la titularidad de Layosalud se encontrase él. “El señor Rato no es el titular de la mercantil Layosalud. La documentación aportada por la representación del señor Montero acredita que la hipótesis que la ONIF manejó en su informe no se sostiene. La sociedad era del señor Montero, el cual buscó financiación pública e inversores privados para financiar su proyecto y, una vez éste fracasó, recompró las participaciones de esos inversores con su patrimonio familiar. Tanto el concurso de acreedores como las demandas de reclamación de cantidad lo acreditan”.

«Demonizar» a los empresarios

Pero Rato no se queda ahí y critica que la Agencia Tributaria trate de “demonizar” a los empresarios de este país: “Si todos los empresarios de este país tuviesen que afrontar inversiones con sus fondos propios sin acudir a financiación, no habría empresas. Qué tipo de razonamiento se quiere sostener por la ONIF al demonizar que una persona inicie un proyecto que se financia a través de inversores”.

Además, el ex presidente de Bankia carga contra la ONIF por acusarlo a través de “meras hipótesis o suposiciones: “La ONIF no basa sus conclusiones en indicio alguno más que en meras hipótesis o suposiciones que atentan contra la lógica de las cosas y, como no podía ser de otra manera, ha quedado sobradamente acreditado a través del escrito de 24 de mayo de 2017 y sus documentos adjuntos que la titularidad de Layosalud nunca fue del señor Rato”.

“Esta obcecación de la ONIF tratando de mantener la imputación a mi principal es contraria a lo establecido en la sentencia del Tribunal Supremo de 21 de diciembre de 2001, según la cual: Por el contrario, cuando exista una explicación alternativa, razonable y plausible, acerca de la procedencia de los bienes o ingresos detectados, aún cuando no esté plenamente justificada, la prueba de cargo resultará insuficiente para fundamentar la condena penal. En consecuencia, en el ámbito penal, a diferencia del fiscal o tributario, el contribuyente no necesita acreditar para obtener su absolución, que dichos bienes o derechos proceden de otros rendimientos del sujeto pasivo o de la reinversión de otros activos patrimoniales del mismo, sino simplemente aportar una explicación alternativa mínimamente razonable o plausible, no desvirtuada por la acusación, pues en tal caso la duda razonable ha de resolverse a favor del acusado”, subrayan los letrados del bufete Baker and Mckenzie.

De momento, el instructor de Plaza de Castilla no ha respondido al escrito presentado por el ex vicepresidente del Gobierno. Rodrigo Rato está siendo investigado por el magistrado Serrano Arnal por delitos de fraude a la Hacienda pública, malversación de caudales públicos, cohecho, blanqueo de capitales, insolvencia punible.

Comentar ()