Política

Los mandos, a los Mossos ante el Parlament: "Aguantad la línea y no devolved las agresiones"

Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, junto al 'Parlament' en la tarde de este martes.

Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, junto al 'Parlament' en la tarde de este martes. EFE

«Aguantad la línea y no devolved las agresiones». Ésta es la orden que los mandos de los Mossos d’Esquadra dieron a través de la emisora a los agentes antidisturbios que en la tarde de este martes cubrían los accesos al Parlament ante la manifestación convocada por el independentismo para celebrar la hipotética investidura de Carles Puigdemont -suspendida por la mañana- y convertida en una concentración de protesta tras el aplazamiento anunciado por la mañana por el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent.

Esas órdenes explican que un grupo de agentes tuviera que retroceder posiciones mientras manifestantes -convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y los Comités de Defensa por la República (CDR), éstos próximos a la CUP- avanzaban por el parque barcelonés de la Ciudadela hacia la Cámara autonómica tras eludir el cordón policial y acceder a la zona restringida. «Los jefes han insistido en que no se respondiera, que nosotros somos una Policía pacífica», explica a este diario un agente.

La instrucción de no repeler las agresiones se producía después de las cargas que la Policía Nacional y la Guardia Civil practicaron el 1-O con motivo del referéndum ilegal, motivado en gran medida por el hecho de que los Mossos no ejecutaran las órdenes que habían recibido de jueces y fiscales: la clausura de los colegios electorales para que no pudiera llevarse a cabo la consulta. Las imágenes de las fuerzas de seguridad del Estado utilizando sus defensas aquel día para disolver a ciudadanos concentrados en los puntos de votación ha sido una de las mejores bazas para el independentismo y contrastaban con las de la pasividad de los agentes de la Policía de la Generalitat.

A diferencia de lo que ocurrió el 1 de octubre, los Mossos d’Esquadra están ahora bajo el control del Ministerio, titular de las competencias de Interior en aplicación del artículo 155. Las críticas por la planificación policial de la jornada han empezado a aflorar, después de que diputados de los grupos contrarios a la secesión tuvieran que ser escoltados para abandonar el Parlamento. «¿Nos puede explicar el Gobierno qué dispositivo había previsto para Mossos? ¿Cómo es posible que unos radicales pongan en jaque el Parlament?”, se ha preguntado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en su perfil de Twitter.

Críticas al operativo montado por el Ministerio del Interior: «¿Nos puede explicar el Gobierno qué dispositivo había previsto para Mossos?», se queja el líder de Ciudadanos

La decisión del presidente del Parlament de aplazar la sesión de investidura hasta que el Tribunal Constitucional resuelva las alegaciones de la partes -antes de decidir si admite a trámite o no el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de Rajoy contra el anuncio de Roger Torrent de proponer a Puigdemont para la investidura irritó a un sector del independentismo, que se movilizó a las puertas de la Cámara autonómica y coreó consignas como «El pueblo ordena, los gobiernos obedecen», «O investís al president u ocupamos el Parlament» o «Ni un paso atrás».

La situación fue de tal tensión a las puertas de la Cámara autonómica que los agentes tuvieron que cantar por la emisora el «33», código con el que piden refuerzos ante una situación de emergencia. De esta forma, otros patrulleros tuvieron que trasladarse hasta este punto de la ciudad para evitar perder el control.

Diez ‘mossos’ contusionados

En princio, hasta las puertas del Parlament se habían desplazado dos grupos de la Brigada Móvil (BRIMO) -los antidisturbios de la Policía Autonómica- formados por un centenar de agentes, a los que se sumaron otros efectivos de las áreas regionales de recursos operativos de Barcelona y Gerona.

Mossos consultados por este periódico han mostrado su malestar y han criticado que les ordenaran no responder a las agresiones que recibían. De hecho, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha confirmado que una decena de Mossos tuvieran que ser atendidos por contusiones leves.

Comentar ()