Si algo puede enorgullecer a Carles Puigdemont es la fidelidad de sus seguidores, por lo menos aquellos que se expresan a través de las redes sociales. El cruce de mensajes destapado hoy por Telecinco, en el que el ex president afirmaba sentirse «sacrificado» por sus socios de ERC y daba por finiquitada la república catalana, y su posterior reconocimiento en Twitter, ha vuelto a permitir una demostración de lealtad inquebrantable.

«Siempre a tu lado president, por eso, porque eres humano». «Tu eres el President, Carles, ¡todos somos humanos! Estamos y estaremos contigo, ahora y siempre, ¡muchos ánimos y adelante!». «Adelante President, estos periodistas son carroña». «Estamos contigo President, adelante Carles, más llamadas y menos mensajes, hay muy mala leche en las Españas». Entre las más de 4.400 respuestas que ya cosecha el mensaje de Carles Puigdemont en el que admitía haber tenido «un momento de duda» se mezclan seguidores y adversarios políticos, pero los primeros son mayoría y muestran que la alegría del constitucionalismo por creer desenmascarado al líder de JxCat quizá es precipitada.

Entre los mensajes de ánimos destacan además numerosas muestras de apoyo de seguidores que se presentan como votantes de la CUP y algunos recaditos al presidente del Parlament, Roger Torrent, como la seguidora que le recomienda fugarse a Bruselas junto a Puigdemont, porque «desde allí hará más que en prisión». Otros mensajes, directamente, conferían un aura bíblica a Puigdemont: «Nuestro señor también dudó en Getsemaní».

Igualmente furibundos han sido los ataques a la responsable del espacio que ha desvelado los mensajes, Ana Rosa Quintana, de la que rápidamente se han puesto a recordar el plagio de un libro, retirado en su día de las librerías por Planeta, o supuestas irregularidades fiscales, a raíz del acta de un millón de euros de Hacienda a su productora. Ataques que por supuesto se han hecho extensivos a todos los periodistas españoles y no han olvidado recordar los mensajes de ánimo de Mariano Rajoy a Luis Bárcenas desvelados por la investigación de la Gürtel.

https://twitter.com/protestona1/status/958694038055645186

Las reacciones de los fieles a Puigdemont ejemplifican en todo caso la capacidad de leer cualquier novedad como una nueva muestra de la genialidad del líder independentista. Una habilidad de la que ya hacía gala un mensaje que corrió entre las redes de wasap de círculos independentistas la tarde del martes, que presentaba la fallida investidura como una nueva jugada magistral de Puigdemont y Torrent para engañar al Estado.

Recordando que el pleno «no se suspende sino que se aplaza y Puigdemont sigue siendo el candidato», el texto afirmaba que «iniciamos una batalla legal que acabará en Europa, y hemos desmontado las portadas de los diarios unionistas» que esperaban desobediencia o sumisión.

«En un nuevo giro argumental, como ya nos tiene acostumbrados el proceso» añade el texto del periodista Bernat Deltell , «la pelota está ahora en el tejado del Tribunal Constitucional, que se tendrá que mojar, y hundir, aún más». En la línea de los mensajes que sigue recibiendo Puigdemont en twitter. Fidelidad sin fisuras.

https://twitter.com/mkserra/status/958686175853797376