Política

El juez que investiga el caso del pendrive de los Pujol cita al policía al que señaló Villarejo

Eugenio Pino, ex 'número dos' de la Policía Nacional, dirigiéndose a declarar a la Audiencia Nacional.

Eugenio Pino, ex 'número dos' de la Policía Nacional, dirigiéndose a declarar a la Audiencia Nacional. EP

El juez que investiga el caso del pendrive con información sobre el clan Pujol ha citado a declarar en calidad de testigo al inspector de Policía al que el ex comisario Villarejo señaló como la persona que le había dado dicha información al entonces responsable de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, para que ratifique si los hechos sucedieron así y pueda aportar los datos que conozca para el esclarecimiento de lo que se investiga.

En una providencia fechada el pasado 17 de enero, a la que ha tenido acceso El Independiente, el Juzgado de Instrucción 11 de Madrid señala para el próximo 11 de abril la declaración del inspector Rubén Eladio López, integrante de la comisión judicial que investigó el caso del Pequeño Nicolás. El juez Juan Javier Pérez Pérez ya ha llamado en calidad de investigados (antes imputados) al ex número dos de la Policía Nacional Eugenio Pino y al inspector Bonifacio Díez Sevillano, a los que investiga por prevaricación, fraude procesal y falso testimonio.

El juez de la Audiencia Nacional que investiga a los Pujol dedujo testimonio después de que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional -en un informe aportado en octubre de 2016- tratara de incorporar a la causa la información contenida en un lápiz de memoria de origen desconocido. El magistrado José de la Mata abrió pieza separada y evitó utilizar esos datos ante las dudas sobre la cadena de custodia a fin de evitar que la causa quedara contaminada, si bien acordó mandarlo a los juzgados de Madrid para que se investigara.

Cuando prestó declaración como testigo el pasado 16 de octubre ante el juez Juan Javier Pérez, el comisario ya retirado José Manuel Villarejo –en prisión preventiva actualmente tras su detención en la operación Tándem– mentó a Rubén Eladio López. Lo explicó así: «Cuando yo le dije al DAO que por 50.000 euros se podía conseguir y que debía ser importante me dijo: ‘Vale, vale, de acuerdo. Mañana tenemos una reunión con Marcelino [Martín-Blas, ex responsable de la Unidad de Asuntos Internos]’. Al día siguiente, cuando fui, Marcelino dijo: ‘Ya quieres llevarte 50.000 euros. A mí esta información me la ha dado Rubén [Eladio López], que se la había dado un inspector que se llama Ruiloba’, que como llevaba un tiempo que se le estaba investigando porque estaba obteniendo datos de la Jefatura Superior de Policía, Asuntos Internos estaba a punto de imputarle, y a cambio de no imputarle, este tal Ruiloba dio».

Versiones contradictorias

Esa mención en la declaración de Villarejo es lo que ha llevado al juez Juan Javier Pérez a citar al inspector Rubén Eladio López. Accediendo a la petición del imputado Bonifacio Díez Sevillano, el instructor acordó interrogar a este testigo en lugar de que lo hiciera la unidad policial adscritas a los juzgados, como había acordado inicialmente.

En febrero de 2017, Eugenio Pino y Marcelino Martín-Blas mantuvieron ante el juez José de la Mata versiones contradictorias sobre el origen del pendrive. El ex DAO relató que fue a finales de 2012 o principios de 2013 cuando el responsable de Asuntos Internos le entregó este dispositivo encriptado al que no pudo acceder, sin saber nunca más de este dispositivo de memoria.

Jurar ante la Biblia

«Di por hecho que era Método 3 [agencia de detectives catalana] porque Marcelino se encargaba de Método 3, pero no me dijo nada», advirtió tras las reiteradas preguntas de De la Mata. «No lo puedo decir al 100%, sólo me da un pendrive. Entiendo, por mi imaginación poderosa como policía, que es Método 3. Ahora, si me pregunta si lo juro ante la Biblia, le diré que no lo sé», añadió Pino.

Martín-Blas, por su parte, dijo al juez de la Audiencia Nacional que no entregó un pendrive ni «nada» de Método 3 a su entonces superior Eugenio Pino. Según su versión, en julio de 2016 fue citado a una reunión en la que alertó al entonces responsable de la UDEF, José Manuel García Catalán, sobre esta cuestión. «Dirán lo que quieran pero es que no hay, no existe; no seáis tontos, no existe», aseguró Martín-Blas en aquella cita a la que asistió a pesar de que ya no era jefe de Asuntos Internos, pues había sido cesado el 26 de marzo de 2015 por orden directa de Pino.

Comentar ()