Ciudadanos y Podemos han salido muy satisfechos de la reunión mantenida este jueves sobre la reforma de la ley electoral. Ambos partidos han destacado la buena sintonía que han encontrado en la reunión, en la que han intercambiado sus propuestas y han dejado abierta una «vía de diálogo» para estudiarlas e ir concretando de modo que puedan articular una medida conjunta de cara a la subcomisión parlamentaria con el objetivo de que antes de acabar el año se pueda votar en el Congreso esta reforma. Ahora, ambos apuntan al PSOE.

Las dos formaciones tienen previstas reuniones futuras y han previsto que los trabajos «sean rápidos» dada la «buena sintonía» que han manifestado por ambas partes. El encuentro, que se ha alargado algo más de una hora, ha tenido un objetivo común que es lograr una mayor proporcionalidad para que «el Congreso se parezca más a España», como ha señalado la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero.

Ambos partidos quieren llevar una propuesta conjunta a la subcomisión y que antes de acabar el año se vote en el Congreso la reforma

Más allá de los «ideales» de cada partido, los representantes de cada cada uno han abordado las reformas que se pueden llevar a cabo a día de hoy centrándose en conseguir una mayor proporcionalidad. Unidos Podemos pretende sustituir el actual método de reparto de escaños (D’Hont), que favorece a los partidos más votados, por el sistema Saint Laguë, usado en países como Alemania, Suecia o Dinamarca. Una fórmula más proporcional y que refleja mejor el principio de igualdad de “una persona, un voto”. Ciudadanos, por su parte, apuesta por el modelo alemán de doble urna, pero ve con buenos ojos la medida de Podemos.

«Allí donde un diputado le cuesta 57.000 votos al PP, a Ciudadanos le cuesta 97000. Es el promedio español», ha denunciado el portavoz parlamentario de la formación naranja, Juan Carlos Girauta. «A pesar de las restricciones del sistema, que siempre va a tener algo de falta de proporcionalidad, sí que existen formulas para buscar una mayor proporcionalidad y eso quiero subrayar», ha señalado.

Otro de los puntos en común es que la reforma no implique una modificación constitucional para una mayor agilidad, las propuestas implicarían solamente modificar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), que necesitaría mayoría absoluta para ser aprobada. También han coincido en acabar con el voto rogado y favorecer que las personas que residan en el extranjero puedan votar a distancia; así como en la necesidad de celebrar debates entre candidatos y enviar correos electrónicos de forma conjunta para ahorrar en propaganda electoral.

Aunque hay propuestas en las que no coinciden a priori Ciudadanos y Podemos, no se ha rechazado ninguna de ellas y ambos se han comprometido a estudiarlas todas ya que en los puntos más importantes sí que están de acuerdo. Por ejemplo, la formación de Pablo Iglesias quiere adelantar a los 16 años la edad para poder votar, mientras que en Ciudadanos defienden que siga fijada en los 18 años, la mayoría de edad. Sin embargo, se han mostrado abiertos a valorarlo. Los de Rivera, por su parte, quieren que los «prófugos de la Justicia» no puedan ser candidatos.

Próxima reunión con el PSOE

La reunión de este jueves era la primera de la ronda de contactos que había anunciado Ciudadanos para abordar la reforma de la ley electoral en paralelo a la subcomisión que avanza lentamente en el Congreso. La próxima semana se celebrará un encuentro entre la formación naranja y el PSOE sobre el mismo asunto. Si bien los socialistas se mostraron en un primer momento reacios a tratar la reforma de la LOREG fuera de la subcomisión, finalmente han accedido y se han mostrado abiertos a «estudiar todas las propuestas de Podemos y de Ciudadanos», en palabras de la portavoz, Adriana Lastra.

La diputada socialista ha criticado que ambos partidos estén «pendientes de la calculadora» mientras otros grupos hablan de pensiones, y ha insistido en que el PSOE ya incluía en su programa la reforma de la ley electoral con el objetivo de favorecer los derechos de los ciudadanos. En este sentido, ha rechazado el voto rogado al igual que Podemos y Ciudadanos.

Lastra ha arremetido contra las dos formaciones porque consideran que sólo piensan «en la calculadora». En este sentido, ha recordado que la formación de Pablo Iglesias ya presentó el año pasado otro método para conseguir una mayor proporcionalidad y en la reunión de este jueves ha presentado otro método diferente. También se ha referido a Ciudadanos por defender la circunscripción única y posteriormente las provincias. No obstante, han mostrado su disposición para hablar fuera y dentro de la subcomisión.