Política

Guijarro viajó en 2014 a Qatar con el presidente de Ecuador para favorecer la inversión petrolífera

A la izquierda de la imagen, el diputado de Podemos Txema Guijarro durante su visita a Qatar junto al presidente de Ecuador.

A la izquierda de la imagen, el diputado de Podemos Txema Guijarro durante su visita a Qatar junto al presidente de Ecuador. CANCILLERÍA DE ECUADOR

Txema Guijarro, el diputado de Podemos que tramitó el asilo político a Julian Assange y que intentó llevar al ex agente de la CIA Edward Snowden a Ecuador, también viajó a Qatar con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para favorecer la inversión de Qatar en el país latinoamericano. En octubre de 2014, Guijarro viajó a la capital catarí, Doha, junto a Correa y el el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, para el que trabajaba en ese momento. En la visita oficial se tejieron varios acuerdos y la empresa pública petrolífera de Qatar, Qatar Petroleum Internacional, se comprometió a invertir en Ecuador. Esta misión, en la que el político de Podemos participó como asesor, contrasta con el mensaje oficial de Podemos, que desde su nacimiento ha criticado las relaciones internacionales con el país árabe y ha propuesto limitar el flujo económico de España con este interlocutor internacional.

Guijarro trabajó como asesor del Gobierno de Ecuador entre 2009 y verano 2015, pocos meses antes integrar las listas de Podemos con la candidatura A la Valenciana. El dirigente, que maneja información sensible en el Congreso de los Diputados, es también el secretario general del grupo parlamentario de Unidos Podemos, un papel en el que relevó a Carolina Bescansa, apartada tras el segundo congreso del partido. El asesor del ministro de Exteriores ecuatoriano, que tenía el puesto de subsecretario de África, Asia y Oceanía, acompañó a la cúpula del Gobierno de Ecuador en las reuniones con las altas esferas cataríes.

En un documento al que ha tenido acceso El Independiente el propio Guijarro da cuenta de ese viaje y hace un informe sobre las conclusiones y los logros alcanzados. En él, asegura que avanzaron para llegar «un acuerdo de protección recíproca de inversiones que sea satisfactorio para ambas partes» y reconoce las reuniones de la delegación ecuatoriana con «altos representantes de empresas cataríes», entre las que cita a la petrolífera Gente Oil, que tras estos encuentros pasó a tener presencia en Ecuador. En el mismo informe, añade que «se concretaron vías para facilitar un ingreso fluido de la inversión catarí en sectores estratégicos ecuatorianos», entre las que describe el sector petroquímico, «en condiciones ventajosas para los intereses del país».

En este sentido, y a modo de recomendación, Guijarro muestra su interés en reforzar la inversión pública de Qatar en Ecuador: «Si bien la inversión privada catarí ha comenzado a entrar con fuerza en el Ecuador, debe trabajarse ahora fuertemente con las empresas de carácter público para asegurar el aprovechamiento de la inversión en sectores estratégicos».

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El dirigente también señala en el documento que durante estas reuniones, los representantes de ambos países intercambiaron «enfoques sobre el conflicto árabe-isrelí, agradeciendo a la parte catarí las acciones y declaraciones emprendidas por Ecuador durante la última ofensiva militar de israel a la Franja de Gaza», señala el documento, fechado el 24 de noviembre de 2014. El español reconoce sobre este punto que «se lograron aprovechar las coincidencias políticas» sobre Palestina «para favorecer el acercamiento de un país de gran influencia y con una gran capacidad inversora».

Las reuniones entre Correa y el emir árabe, Tamin bin Hamad al Zani, se tradujeron en acuerdos de colaboración con algunas de las empresas petrolíferas más grandes del mundo. El propio presidente ecuatoriano destacó durante su visita oficial que Qatar tenía «un gran interés en invertir en los sectores petroquímico y del gas» en Ecuador. El país latinoamericano, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), buscó inversión extranjera en este sector ante la caída del crudo, y debido a la importancia del petróleo en su PIB.

Txema Guijarro, en una imagen colgada por la cuenta oficial de la Presidencia de Ecuador en Twitter.

«Ante todo hay que destacar que existe empatía con este país y que Qatar está claramente interesado en Ecuador», defendió Correa en una intervención pública durante el viaje oficial. Según un comunicado oficial del gobierno Ecuatoriano, uno de los ministros se reunió con la empresa Qatar Petroleum International, la tercera empresa petrolera del mundo propiedad del gobierno catarí. En el texto, publicado en la página web de la Cancillería ecuatoriana,  anunció que la compañía «tiene mucho interés en crear un proyecto en Ecuador». Este canal oficial informaba además de las reuniones con representantes de la empresa minera Qatar Mining, y con empresas privadas del sector petrolero.

Iglesias pidió en verano revisar la relación con Qatar

Estos movimientos para estrechar lazos con el país árabe chocan con la postura actual de Podemos. En verano, días después de los atentados terroristas de Barcelona, el secretario general del partido, Pablo Iglesias, pidió revisar las relaciones empresariales con Arabia Saudí y Qatar, a quienes acusó de financiar las redes yihadistas. Bajo este pretexto criticó también a la monarquía española por sus relaciones con la saudí, algo que a su juicio «perjudica la imagen internacional de España».

En una publicación en la red social Facebook, el líder del partido defendía imponer un «control férreo» a las relaciones comerciales con el  país catarí y defendía el «enorme consenso social» respecto a este asunto. «El problema es que algunos partidos en España temen sumarse al enorme consenso social respecto a la necesidad de revisar las relaciones empresariales con países como Arabia Saudí y Qatar, así como a proponer e implementar un control férreo de los flujos financieros y de los paraísos fiscales (clave en la financiación de las redes terroristas)», defendió el 22 de agosto de 2017.

Podemos centró su discurso en la financiación de las redes terroristas a través de países árabes con grandes reservas petrolíferas, y rechazó unirse al Pacto Antiyihadista al considerar que sólo estaba encaminado en aumentar la persecución penal. “Hay que acabar con las vías de financiación, acabar también con los paraísos fiscales, y aumentar el control de las armas y las vías de radicalización», señaló la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos en un acto tras los atentados en Barcelona.

Te puede interesar

Comentar ()