Política

El PSOE reprocha a los barones que abran "brechas y bandos" por el uso del castellano

logo
El PSOE reprocha a los barones que abran "brechas y bandos" por el uso del castellano
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la vicesecretaria general, Adriana Lastra, el secretario de Área de Organización, José Luis Ábalos, Patxi López, Beatriz Corredor y Carmen Calvo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la vicesecretaria general, Adriana Lastra, el secretario de Área de Organización, José Luis Ábalos, Patxi López, Beatriz Corredor y Carmen Calvo. EFE

Resumen:

"Nos parece que abrir brechas y bandos con las lenguas es un mal camino. Este país tiene que vivir con normalidad y respeto la existencia de nuestras cuatro lenguas oficiales. No vamos a contribuir ni un milímetro a todo esto. Mientras que sean legales y constitucionales esas normas forman parte de la legalidad", asegura Ferraz. Responde así a tres barones socialistas que el sábado defendieron el derecho de los padres catalanes a elegir el idioma vehicular en el que estudien sus hijos, como pretende garantizar el Gobierno. El PSOE rechaza que el Ejecutivo "aproveche" la aplicación del artículo 155 para actuar contra la inmersión lingüística en Cataluña.

El PSOE de Pedro Sánchez cierra filas con el PSC y con la presidenta balear, Francina Armengol, en su defensa del uso preeminente del catalán en los colegios y administraciones como la sanitaria. Frente a la pretensión del Gobierno del PP de aprovechar la aplicación del artículo 155 de la Constitución para aumentar las horas de estudio en castellano, la Ejecutiva socialista mantiene su negativa rotunda: «No hay que aprovechar la coyuntura del 155 para abrir ese debate».

«No corresponde con la situación política que tenemos. Lo que corresponde es que haya un Gobierno en Cataluña y que, en desarrollo de sus Estatutos y con respeto a la Constitución, tenga sus debates», ha asegurado Carmen Calvo, responsable de Igualdad en la dirección socialista. En el caso de Baleares, donde se plantea el conocimiento del catalán como requisito laboral para los técnicos sanitarios, Calvo recuerda que el decreto que lo regula «está consensuado» desde el anterior Gobierno del PP en la comunidad y sólo se utilizará para «ascender» en el organigrama y «mejorar» así la sanidad pública.

Ferraz responde así a los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, los socialistas Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, que han salido en defensa del castellano en Cataluña y han abogado por garantizar el derecho de los padres a elegir el idioma vehicular en el que estudien sus hijos.

Los barones socialistas aprovecharon el sábado su asistencia al Comité Federal del PSOE en Aranjuez (Madrid) para reivindicar esta postura un día después de que Moncloa haya confirmado su intención de cambiar desde la Consejería de Educación catalana el procedimiento de inscripción de los alumnos para que puedan elegir el castellano como idioma vehicular.

«El castellano es la lengua común y además hay tres lenguas cooficiales de este país. Eso no puede ser objeto de política y confrontación, no vamos a contribuir a ello. Las decisiones de los gobiernos autonómicos son legales y constitucionales. Nos parece que abrir brechas y bandos con las lenguas es un mal camino. Este país tiene que vivir con normalidad y respeto la existencia de nuestras cuatro lenguas. No vamos a contribuir ni un milímetro a todo esto. Mientras que sean legales y constitucionales esas normas forman parte de la legalidad. No estamos dispuestos a abrir un debate con las lenguas que es muy fácil de hacer y luego muy difícil de aplacar», ha reprochado Calvo.

La dirigente socialista ha recordado que el PSOE y el PSC han mantenido el mismo discurso frente al desafío secesionista para defender la unidad de acción en materia lingüística. «Cuando toque, mis compañeros del PSC, si se abre este debate, van a estar absolutamente a favor de que se respeten los derechos del castellano y del catalán en Cataluña», ha asegurado. «Otra cosa distinta es que en medio de este debate mis compañeros tengan opiniones», ha añadido, haciendo referencia a su «compañero» García-Page, que «no ha dicho nada distinto de lo que estoy diciendo yo aquí».