Política

Fría defensa de Zoido del jefe de la UCO: "Reunía los mejores requisitos"

logo
Fría defensa de Zoido del jefe de la UCO: "Reunía los mejores requisitos"
El ministro Juan Ignacio Zoido, en la inauguración este martes del Salón Internacional de la Seguridad (SICUR).

El ministro Juan Ignacio Zoido, en la inauguración este martes del Salón Internacional de la Seguridad (SICUR). EFE

Resumen:

El ministro del Interior ha mantenido este martes que la elección de Manuel Sánchez Corbí como jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) fue una "decisión operativa" de la Guardia Civil, que en su momento "escogió al coronel que reunía los mejores requisitos" para ocupar este puesto. Zoido se ha manifestado de esta forma en respuesta a una pregunta formulada por la senadora de Podemos María Isabel Mora, que quería conocer si el mando era el agente más adecuado para dirigir esta unidad después de haber sido denunciado por torturas. El titular de Interior dice que la Guardia Civil "escogió al coronel que reunía los mejores requisitos" para ocupar este puesto: tenía experiencia en Policía Judicial y conocía la unidad. "No creo que el Gobierno deba entrar a hacer valoraciones de lo que significan decisiones operativas de la Guardia Civil", ha defendido el titular de Interior.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha mantenido este martes que la elección de Manuel Sánchez Corbí como jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) fue una «decisión operativa» de la Guardia Civil, que en su momento «escogió al coronel que reunía los mejores requisitos» para ocupar este puesto.

Zoido se ha manifestado de esta forma en respuesta a una pregunta formulada por la senadora de Podemos María Isabel Mora en el pleno de la Cámara Alta. La parlamentaria quería conocer si el Gobierno considera que «el mejor agente de la Guardia Civil para dirigir la UCO es uno que ha sido condenado por graves torturas», en alusión a la condena a 12 meses de cárcel y seis de inhabilitación que impuso el Tribunal Supremo a Sánchez Corbí en 1998. Fue indultado un año después por el Gobierno de José María Aznar.

«No creo que el Gobierno deba entrar a hacer valoraciones de lo que significan decisiones operativas de la Guardia Civil», ha defendido el titular de Interior. Éste ha recordado que la propuesta de aupar a la jefatura de la UCO a Sánchez Corbí la hizo el entonces director del Cuerpo, Arsenio Fernández de Mesa, en diciembre de 2015 después de que el coronel Pedro Ángel Ortega Calahorro ascendiera a general  y éste pasara a asumir el Mando de Policía Judicial.

Lejos de hacer una defensa encendida de los méritos acumulados por Sánchez Corbí, el ministro Zoido se ha limitado a indicar que cuando el actual jefe de la UCO solicitó la plaza tenía experiencia en Policía Judicial y conocía la unidad, puesto que con anterioridad había dirigido su departamento de Delincuencia Especializada y Drogas. «No había ningún inconveniente legal o administrativo que le inhabilitara», ha zanjado.

El titular de Interior ha criticado la «incoherencia» de la senadora de Podemos por pedir ahora la destitución de Sánchez Corbí después de que la portavoz parlamentaria de esta formación, Irene Montero, hubiera abogado por que no se «sembrada dudas» sobre los «profesionales valientes» de la UCO y de la UDEF que «día a día luchan contra la corrupción». «Es el riesgo de decir una cosa y al día siguiente la otra con tal de criticar al Gobierno», ha enfatizado Zoido.

La frialdad de Zoido hacia Sánchez Corbí contrasta con los elogios dedicados a este mando por la Fundación Víctimas del Terrorismo

«¿Usted sabe quién era el jefe de la UCO cuando hizo esas declaraciones? El señor Sánchez Corbí, ese profesional valiente que día a día lucha contra la corrupción. Frente a las opiniones de la señora Irene Montero, usted está poniendo hoy en entredicho a ese señor», ha reprochado Zoido a la senadora Mora. Ésta ha pedido al ministro la destitución del jefe de la UCO y que abra una investigación después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) haya condenado a España a indemnizar con 50.000 euros por maltrato a dos etarras condenados por el atentado cometido en la T-4 de Barajas.

La frialdad del titular de Interior hacia Sánchez Corbí contrasta con los elogios dedicados públicamente a este mando de la Guardia Civil por la Fundación Víctimas del Terrorismo, que el pasado 8 de febrero salió en su defensa después de que el senador de EH Bildu Jon Iñarritu hubiera tachado de «delincuente» a Sánchez Corbí por haber sido indultado por el Gobierno. «Como presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo quiero expresar mi absoluto rechazo y condena por dicha difamación para con quien es uno de los más brillantes protagonistas de la lucha antiterrorista en España», expresó Marimar Blanco.

Rajoy, satisfecho con la gestión de Zoido

En la sesión de este martes, Juan Ignacio Zoido también ha defendido el dispositivo policial desplegado por los Mossos el pasado 30 de enero a las puertas del Parlament -«equilibrado, proporcionado y razonable», ha mantenido- y ha urgido al resto de administraciones a asumir su responsabilidad y actuar para combatir el crimen organizado en el Campo de Gibraltar.

Antes, el ministro ha escuchado cómo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido su labor al frente de Interior. Rajoy ha recordado las detenciones vinculadas al terrorismo yihadista, el incremento en las incautaciones de drogas y el hecho de que España sea la segunda potencia turística más segura del mundo, entre otros méritos.

Comentar ()