Ha pasado bastante desapercibido, pero hace dos semanas tuvo lugar un encuentro municipalista de Ahora Madrid -coalición que gobierna el Ayuntamiento de la capital- en el que se vieron las caras prácticamente todas las corrientes y bases de la formación. El acto tuvo una marcada pátina orgánica, pero también electoral: Revalidar Madrid 2019, al que asistieron los nueve concejales díscolos (de Ganemos, Anticapitalistas, IU, M129…) y representantes del equipo de Gobierno y de Podemos, ha dejado una serie de propuestas a trabajar antes de las elecciones municipales contenidas en un documento de 14 páginas en poder de El Independiente.

Las propuestas de la militancia son el resultado de los debates de los distintos grupos de trabajo durante el fin de semana del 10 y 11 de febrero en Arganzuela. Participaron unas 300 personas y la alcaldesa, Manuela Carmena, declinó previamente la invitación de acudir, indicando a los promotores que quizá no la tocaba ir a un acto tan incipiente. Y las ideas plasmadas son llamativas: por ejemplo, se decreta un «plan de formación obligatoria» en feminismos en, además de escuelas infantiles, la policía o el Samur. Una de las propuestas reclama una «sesión obligatoria para toda la policía municipal».

Sesión obligatoria de feminismos para toda la policía municipal»

Es una de las muchas ideas surgidas. Hubo nueve grupos de trabajo: autonomía municipal, democracia interna, feminismos, derechos sociales y servicios públicos (incluidas operaciones urbanísticas y políticas de vivienda), política económica, cultura, medio ambiente y movilidad, confluencias y participación ciudadana. Y de ahí salieron diferentes retos como «recuperar el valor original del proyecto» y hay incluso quien solicita «no repetir» el ejemplo de 2015 de no concurrir sin un «referente regional» (en las autonómicas Podemos se presentó en solitario, a diferencia de las municipales).

Los retos a lo largo del documento se dividen entre prioritarios (a corto plazo) y los que ocuparán más tiempo en el largo plazo. Se palpa la preocupación de las bases por evitar una deriva elitista de la próxima candidatura, donde cada partido va a su aire y nadie rinde cuentas, como sucede a día de hoy (con la excepción del destituido Carlos Sánchez Mato). Así, se habla de «mecanismos de control de ejecución del programa», elaborar «un censo de Ahora Madrid» o «plenarios periódicos abiertos a la ciudadanía». En los últimos meses se han dado episodios tensos entre Podemos -que representa la versión más oficialista- y el resto de corrientes, que piden un movimiento menos vertical y más vecinal.

Una de las ideas propone «no repetir sin un referente regional» como en 2015

En feminismos, una de las propuestas más votadas pasa por «ampliar el número de agentes municipales» dedicados a casos de violencia machista, además de la mencionada formación obligatoria en cuestiones feministas. Otra de las ideas con más respaldo es crear «una empresa municipal u organismo autónomo que gestione los espacios de igualdad y los centros de violencia». En materia de igualdad se comenta la opción de «crear espacios familiares de crianza compartida».

Las cuestiones económicas han sido igualmente objeto de intenso debate, a tenor de las resoluciones del documento. «Revertir e incumplir el PEF [Plan Económico Financiero, la regla de gasto de la Ley Montoro] y eliminar sus recortes para poder invertir y hacer gasto social»; «lanzar un proyecto piloto de renta básica municipal»; sobre la remunicipalización de servicios públicos, se pide «diseñar una estrategia para la siguiente legislatura» que sea «transparente, abierta y participativa» para decidir «si un servicio se remunicipaliza o no, o si un contrato se prorroga o no».

Proponen diseñar una estrategia para decidir si un servicio se remunicipaliza o no»

En materia de Urbanismo se solicita «revisar» las grandes operaciones urbanísticas: Operación Chamartín (Madrid Nuevo Norte), Campamento, Sureste. «Realizar consultas ciudadanas en caso de no haber aval social, como en el caso de Chamartín«, reza una frase. Sobre el comercio tradicional, Ahora Madrid contempla un «apoyo al pequeño comercio»; y el documento es tajante sobre los alquileres turísticos estilo Airbnb: «Cerrar pisos turísticos en aplicación del PGOU». Se demandan también dos estudios: «uno sobre los «efectos de la gentrificación en la población residente» y otro sobre «las viviendas vacías». «Organizar paseos por rutas del despilfarro urbanístico» también  ha sido una opción bastante votada.

En Medio Ambiente y Movilidad se cuentan hasta una veintena de propuestas, que van desde «promocionar el agua de Madrid no embotellada» hasta favorecer la «conexión con municipios colindantes con itinerarios peatonales y ciclistas». «Extender el contenedor marrón a toda la ciudad», «extender carriles bus a toda la ciudad» o «desarrollar y ampliar el Plan Ciclista» son algunas de las iniciativas recogidas en el texto.

Otra propuesta: «Promocionar el agua de Madrid no embotellada»

El último punto atañe directamente al modelo organizativo de la coalición «para avanzar en la candidatura municipalista». Entre las propuestas que aparecen plasmadas están la de «impulsar un balance de Ahora Madrid y hacerle llegar a Manuela Carmena estas conclusiones para que note que debe ser permeable» o plantear «consultas vinculantes a las bases» más a menudo.