Política

Los sindicatos contraprograman a los pensionistas: convocan el mismo día pero al margen

logo
Los sindicatos contraprograman a los pensionistas: convocan el mismo día pero al margen

Cabecera de la manifestación de pensionistas este jueves en Bilbao convocada por UGT y CC.OO. EFE

Resumen:

UGT y CC.OO organizan una manifestación por las pensiones el 17 de marzo, el mismo día que convoca la Coordinadora Estatal para la Defensa del Sistema Público de Pensiones, que se desvincula de partidos políticos y sindicatos. "Queremos sumar esfuerzos para ir todos juntos ese día", explica UGT, mientras las plataformas reivindican su autonomía e independencia. Los sindicatos limitan sus reivindicaciones a la revalorización de las pensiones según el IPC y la derogación de la reforma realizada por el Gobierno del PP. Las plataformas de pensionistas extienden sus exigencias a la suspensión de la reforma aprobada por Zapatero en acuerdo con las centrales sindicales.

La gran movilización de los pensionistas el pasado 22 de febrero sigue arrastrando a partidos políticos y sindicatos, aunque sin consenso. Las manifestaciones en toda España convocadas por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones ha inspirado proposiciones de ley en el Congreso de PSOE y de Unidos Podemos y convocatorias como las realizadas ayer por los sindicatos mayoritarios. Ninguna de ellas ha consultado con la Coordinadora, que mantiene su calendario de movilizaciones y sus reivindicaciones propias con una nueva gran convocatoria el 17 de marzo.

Tras las manifestaciones del 22 de febrero, UGT y CC.OO convocaron a sus militantes a sendas movilizaciones los días 1 y 15 de marzo. Las protestas de ayer no alcanzaron el número ni la repercusión lograda por la originaria de las plataformas de pensionistas. De hecho, los sindicatos no facilitaron cifras sobre el seguimiento de las movilizaciones de ayer. En cambio, los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y CC.OO, Unai Sordo, anunciaron que cancelaban la manifestación del día 15 y convocaban el 17, el mismo día que la Coordinadora Estatal de pensionistas.

«La idea es coincidir. Se trata de sumar», explica UGT, que niega «problemas» con las plataformas de pensionistas y justifica su convocatoria propia en la intención de llamar a las calles a todos los militantes del sindicato.

Esa coincidencia de fechas despierta recelos en la Coordinadora Estatal de pensionistas, que teme que sindicatos y partidos políticos intenten capitalizar su movilización, que reunió a 35.000 personas en Madrid; 25.000 en Barcelona; 40.000 en Bilbao; entre 5.000 y 8.000 en ciudades como Valencia, Sevilla, Valladolid o Salamanca; 3.000 en Vigo y alrededor de 500 en ciudades pequeñas.

«Esto es como el ‘Nunca Mais’ o el ‘No a la Guerra’. No vamos a convocar con los sindicatos y no vamos a rebajar nuestras reivindicaciones», advierte Victoria Portas, portavoz de la Coordinadora de pensionistas.

El motivo central de la discrepancia entre las plataformas y los sindicatos es, una vez más, político. La Coordinadora mantiene una serie de exigencias más ambiciosas que la movilización política y sindical, que se centra en la revalorización de las pensiones utilizando el IPC. Por su parte, los pensionistas reclaman la derogación de la reforma del sistema de pensiones realizada en 2013 por el Gobierno del PP, y la aprobada en 2011 por José Luis Rodríguez Zapatero. Ésta última fue consensuada por los sindicatos, que limitan su petición a la reforma de Mariano Rajoy, obviando la realizada por los socialistas.

«Queremos comunicar que ni los partidos políticos ni los sindicatos se han puesto en contacto con nosotros para hablar. Y muchísimo menos para convocar conjuntamente con nosotros. Nosotros lucharemos por los derechos sociales robados y vulnerados», advierte la Coordinadora.

«Nuestras reivindicaciones no sólo abarcan el 0,25. Queremos la derogación de las reformas laborales de los Presidentes Zapatero y Rajoy y las reformas que afectan a la Seguridad Social de las pensiones, sanidad y dependencia». «Juntos estamos haciendo historia, desgajando el discurso histórico de que todo está controlado y nosotros pintamos poco en este asunto», explican las plataformas.