Política

La rectora escocesa no rectifica: “Nos comprometemos a proteger a Clara Ponsatí”

logo
La rectora escocesa no rectifica: “Nos comprometemos a proteger a Clara Ponsatí”
Sally Mapstone, Clara Ponsatí y Ángel Valero

La rectora Sally Mapstone, la ex consejera Clara Ponsatí y el profesor Alfonso Valero

Resumen:

La rectora de la Universidad de Saint Andrews, Sally Mapstone, elude rectificar las manifestaciones en las que defendió que la ex consejera de la Generalitat Clara Ponsatí “está siendo atacada por defender sus creencias políticas”.

Insiste en que la institución académica seguirá apoyando a su profesora, en libertad bajo fianza mientras las autoridades judiciales escocesas resuelven la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Tribunal Supremo.

Así lo ha expresado Mapstone en un correo electrónico enviado este martes a Alfonso Valero Aguado, el profesor madrileño de la Nottinghan Law School que le mandó una carta la pasada semana denunciando las mentiras del procés.

Lejos de matizar sus palabras, la profesora Mapstone expresa sus dudas sobre los motivos por los que el juez Llarena ha pedido a Escocia la entrega de Ponsatí.

La rectora de la Universidad de Saint Andrews, Sally Mapstone, elude rectificar las manifestaciones en las que defendió que la ex consejera de la Generalitat Clara Ponsatí “está siendo atacada por defender sus creencias políticas” e insiste en que la institución académica seguirá apoyando a su profesora, en libertad bajo fianza mientras las autoridades judiciales escocesas resuelven la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Tribunal Supremo: “Nos comprometemos a protegerla y ayudarla”.

Así lo ha expresado Mapstone en un correo electrónico enviado este martes a Alfonso Valero Aguado, el profesor madrileño de la Nottinghan Law School que le mandó una carta la pasada semana denunciando las mentiras del procés tras leer las declaraciones que la máxima responsable de la universidad escocesa había realizado a The Guardian días antes. El e-mail está enviado a las 13.31, horas después de que la Fiscalía de Alemania haya pedido a la Audiencia Territorial de Schleswig la tramitación de la entrega a España del ex president Carles Puigdemont por la posible comisión de los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

Nuestra principal responsabilidad respecto a Clara es como su empleadora y, en esa calidad, nos comprometemos a protegerla y ayudarla. Como su empleadora, también somos una universidad que defiende la libertad de expresión y los derechos de las personas a expresar sus puntos de vista, incluso cuando esos puntos de vista son controvertidos y desafían el statu quo“, responde Mapstone a la misiva, a la que se han adherido ya más de un centenar de profesores y responsables de entidades sociales.

Lejos de matizar sus polémicas palabras, la rectora de la Universidad de Saint Andrews elude responder a las cuestiones planteadas por los docentes en la carta -como la vulneración del orden constitucional o la malversación de caudales públicos- y sigue manifestando abiertamente sus dudas sobre los motivos por los que el magistrado Pablo Llarena pide a Escocia la entrega de la economista barcelonesa por su responsabilidad en el procés. “Al apoyar a Clara Ponsatí estamos reflejando lo que consideramos como preguntas justificadas sobre las motivaciones existentes detrás de la medida de extradición propuesta”, añade.

Sally Mapstone sí deja claro que la protesta secundada en apoyo a la profesora Ponsatí, a la que se unieron estudiantes del campus y de otras instituciones, “se organizó independientemente de la Universidad”.

Lejos de matizar sus palabras, la profesora Mapstone expresa sus dudas sobre los motivos por los que el juez Llarena ha pedido a Escocia la entrega de Clara Ponsatí

En conversación telefónica con El Independiente, el promotor de la carta ha considerado “decepcionante” la respuesta de la rectora de Saint Andrews y ha reiterado que en ningún caso han criticado las “ideas políticas”de la ex consejera de Enseñanza, sino que haya participado en un gobierno que ha vulnerado la Constitución al promover un referéndum ilegal y declarar unilateralmente la independencia de Cataluña.

“En primer lugar sostiene que la Universidad tiene que dar cobijo y proteger a sus empleados. Este argumento es absolutamente incierto porque, cuando una persona ha cometido un delito y le persigue la Justicia de otro país, la Universidad no tiene ninguna obligación de proteger y amparar a esa persona”, expone Alfonso Valero.

Dudas sobre la euroorden

El profesor de Derecho de la Universidad de Nottingham también critica que la rectora alimente dudas sobre las razones por las que el Tribunal Supremo ha pedido formalmente a Escocia la entrega de la ex consejera de Puigdemont, con el que se fugó a Bélgica a finales de octubre para sustraerse a la acción de la Justicia española. “No es la función de la Universidad de Saint Andrews decidir o analizar si el juez tiene motivaciones adecuadas o no; es una cuestión legal. Si la rectora o la Universidad tienen interés en combatir o discrepar lo tienen muy sencillo: pueden presentar los argumentos legales que consideren oportunos”, añade.

En opinión de Valero, al mantenerse en su postura, la profesora Mapstone “pone en duda la reputación de su Universidad” y “falta el respeto” a otros profesores que no piensan como ella. “No vamos a rebatirle más, no vamos a seguir entrando en dialéctica con ella. Se le ha hecho una demanda y no va a rectificar”, lamenta.