«Pagué mi matrícula, aprobé mis asignaturas y presenté mi trabajo de fin de máster» ante un tribunal «en el que había tres personas» ha dicho la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes en una comparecencia de prensa en Sevilla tras conocerse las explicaciones del rector de la Universidad Rey Juan Carlos. Ignora si las personas ante las que defendió su trabajo fin de máster el 2 de julio de 2012 en el Campus de Vicálvaro a las 4 de la tarde formaban parte del «tribunal oficial» o si son las mismas que constan en el acta falseada, pero tampoco se ha preocupado por saber quiénes fueron.

Y es que a preguntas de los informadores asegura no haber hablado «ni con el rector ni con ningún profesor porque he preferido mantenerme al margen», una forma de negar que ejerciera ningún tipo de presión sobre el rector la Universidad Pública Rey Juan Carlos para que éste, a su vez, le proporcionara o «fabricara» los papeles que acreditaban la obtención del título de postgrado.

No, no voy a dimitir porque no he cometido ninguna ilegalidad ni he mentido»

Aduce que todas las cosas que se conocen «son cuestiones ajenas a cualquier alumno, compete a la administración de la Universidad». En definitiva, «me reitero en lo que dije porque he dicho toda  la verdad» ha aseverado en distintos momentos de su comparecencia para colegir que «no, no voy a dimitir por la sencilla razón de que no he cometido ninguna ilegalidad ni he mentido».

La convención arranca así en mitad de una polémica que se lleva  por delante el proyecto de «rearme ideológico» que pretendía Mariano Rajoy, sobre todo ante la más que previsible ausencia de anuncios programáticos ni de ningún otro tipo, salvo cambio de guión para intentar salvar la cita que ha trasladado a Sevilla este fin de semana a más de 3.500 dirigentes populares.

La presidenta regional ha asegurado a su partido, que frente a la versión de que nunca hubo tribunal ni examen ella presentó el trabajo de fin de máster, por lo que Génova dice mantener su apoyo. Bien es cierto que esto era antes de conocerse las explicaciones ofrecidas en rueda de prensa por el rector de la URJC en el sentido de que «no se puede confirmar que al defensa del TFM hubiera tenido lugar», lo que resulta demoledor para la versión ofrecida por Cifuentes.