La decisión de Ciudadanos de reclamar la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por la polémica de su máster amenaza con cortar la estrategia socialista para lanzar a su candidato, Ángel Gabilondo, en plena precampaña electoral a través de una moción de censura.

Si el PP accede a esta petición de última hora de sus aliados parlamentarios de C’s, a Cifuentes la relevaría al frente de la Comunidad otro diputado del partido más votado en las últimas autonómicas. No sería necesario así ejecutar la moción de censura que el PSOE ha presentado contra la presidenta.

Al conocer esa decisión de C’s durante una rueda de prensa, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el de la Federación Socialista de Madrid, José Manuel Franco, se han mostrado contrariados pero decididos a mantener la moción. Ambos han explicado que no la caída de Cifuentes no es necesario, ya que hace falta «abrir un tiempo nuevo» en la Comunidad de Madrid.

«No se trata de cambiar a Cifuentes, sino de cambiar una forma de gobernar. Lo que hace Ciudadanos es intentar aparentar que todo cambia para que nada cambie. Ciudadanos es experto en esto. Le diría a Albert Rivera que si toma esa decisión, que lo haga con todas las consecuencia y abra un nuevo tiempo en Madrid. Nosotros mantenemos la moción de censura», ha reaccionado Pedro Sánchez.

«Me temo que con esta petición de dimisión, Ciudadanos pretende no retratarse ante una moción de censura del PSOE. Si lo que pretende es dar paso a la propuesta de otro candidato del PP, no hemos hecho nada en términos de transparencia y democracia. Ya he dicho: hay que cambiar un Gobierno desgastado por la corrupción por uno decente. Ciudadanos tendrá que decir qué quiere», ha añadido Franco.

Ambos también han desmentido haber tenido alguna relación con la filtración de los datos sobre el máster de Cifuentes por parte de un profesor de la Universidad Rey Juan Carlos que milita en el PSOE. «Ni yo ni nadie con responsabilidades en el partido se ha reunido con este compañero», ha asegurado Franco, que ha acusado al PP de sembrar sospecha sobre el PSOE dentro de su «huida hacia adelante para intentar tapar lo que no puede parar».

Por su parte, Sánchez ha acusado al PP de utilizar siempre el mismo modus operandi en sus casos de corrupción: primero niega los hecho, luego miente y finalmente pone el ventilador. «Mancha que algo queda», ha lamentado. «Le puedo asegurar que el PSOE no convenció a la señora Cifuentes de cursar ese máster», ha zanjado.