El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y socio de investidura de Cristina Cifuentes, Ignacio Aguado, ha pedido este lunes la dimisión de la presidenta regional después de que se haya cumplido el plazo exigido por la formación naranja para que el PP apoyara la creación de una comisión de investigación sobre la supuesta falsificación del máster.

Aguado, que tenía previsto hacer declaraciones a las 12.00 horas, justo a la hora en que terminaba ese plazo, se ha retrasado casi una hora por la falta de una respuesta por parte del PP regional. Esta respuesta ha llegado minutos antes de las 13.00 horas, según el portavoz naranja, y ha sido de disconformidad y fuera de plazo, por lo que Ciudadanos se ha visto obligado a cumplir con su amenaza y ha pedido la dimisión de Cifuentes. En este sentido, se ha dirigido a los populares para que nombren a un candidato alternativo que gobierne hasta las elecciones autonómicas de 2019, de lo contrario, “tendrán que atenerse a otras alternativas que se han presentado”, ha señalado Aguado haciendo referencia a la moción de censura impulsada por el PSOE.

Si no hay un candidato alternativo, Ciudadanos abre la puerta a apoyar la moción de censura del PSOE

Esta misma mañana, el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, mostraba la buena disposición de su partido a apoyar dicha comisión con una condición: que pudieran solicitar comparecientes. No obstante, el grupo municipal popular ha estado estudiando a lo largo de la mañana la documentación proporcionada por la formación naranja aunque, han recordado, aunque se registre dicha comisión a las 12 horas, ya no se abordará hoy en la Mesa de la Asamblea que se reúne a las 12.30 horas. Finalmente, no ha habido acuerdo ni registro.

En el ultimátum de Ciudadanos se exigía que los 48 diputados regionales del PP firmaran la creación de la comisión, pero al menos dos de ellos se habían negado a hacerlo a las 12.00 horas. Los populares también tenían una exigencia y era la comparecencia del profesor que filtró las irregularidades del título, Salvador Perelló, algo que Ciudadanos ha rechazado.

Ante esta situación, Aguado ha puesto un plazo a Cifuentes para dejar su cargo y, aunque ha señalado que “lo ideal es que lo hiciera hoy mismo”, esperarán hasta que acabe el mes de abril.

Aguado ha explicado ante los medios que el PP “propone desvirtuar” la comisión “desde la primera letra hasta la última, convirtiéndola en una persecución a los periodistas, profesores y personas que han colaborado para conocer la verdad, en vez de para preguntar a todos los que han querido ocultar la verdad”. A su juicio, prefieren perseguir a los periodistas y a sus fuentes que a los corruptos y sus aliados.

“Hablar con Ciudadanos es hablar con unos folcróricos”

El PP también ha querido dar su versión al respecto y ha sido el portavoz regional, Enrique Ossorio, quien ha explicado cuáles han sido los puntos de desencuentro entre ambos partido. Ossorio ha señalado que su grupo estaba de acuerdo en crear una comisión de investigación y en todas las exigencias de Ciudadanos al respecto, pero ha sido la formación naranja quien ha rechazado las peticiones de los populares.

Los comparecientes de la formación naranja incluían al actual rector de la URJC, Javier Ramos López, y a los catedráticos Enrique Álvarez Conde y Pablo Chico de la Cámara; las tres profesoras que formaban el supuestos tribunal y cuyas firmas fueron falsificadas para la recreación del acta Alicia López de los Mozos Díaz-Madroñero, Cecilia Rosado Villaverde y Clara María Souto Galván, además de la funcionaria que modificó las notas y la asesora de la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Amalia Calonge Celada y María Teresa Feito Higueruela, respectivamente. Además de estos nombres, pedían también la comparecencia de los ex rectores Pedro González-Trevijano y Fernando Suárez Bilbao, así como representantes de las asociaciones universitarias denunciantes ante la Fiscalía Provincial de Madrid y la propia Cristina Cifuentes.

A las 12 comparecencias solicitadas por Ciudadanos, el PP quería añadir otras siete que no han sido aceptadas. Además, pedían modificar el objeto de la comisión por “cuestiones legales”, ya que no es posible investigar un aspecto tan concreto cuando entonces no atañía a la Comunidad de Madrid. La propuesta del PP era muy similar pero también ha sido rechazada de plano, según Ossorio: “No nos han hecho ni caso. Les pedimos que cuidaran el objeto y no lo han hecho”. Tras la reacción inmediata de Ciudadanos, el portavoz del PP ha criticado que “hablar con Ciudadanos es hablar con unos folclóricos” y que “no hay motivo para que dimita”.