Alternativa Sindical de Policía (ASP) ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía para que investigue si comisarios e inspectores se beneficiaron fraudulentamente de un grado universitario on line en la Rey Juan Carlos (URJC) con el que pudieron acceder a puestos de alta responsabilidad en el Cuerpo.

La organización sindical, representante en el Consejo de la Policía, da este paso a raíz de las pesquisas que realiza el Ministerio Público a cuenta de las presuntas irregularidades en el máster cursado por Cristina Cifuentes en esta universidad pública madrileña en su etapa de Delegada del Gobierno en Madrid.

Según expone el sindicato en la denuncia, la Dirección General de la Policía y la Universidad organizaron un curso, «limitado en cuanto a su duración y créditos», con el objeto de que los integrantes de las escalas superiores de Policía obtuvieran «posiblemente de manera fraudulenta» una titulación «suficiente y necesaria para ascender a los más altos cargos de la Administración Policial». Ello les permitía, aseguran, saltar de ‘bachiller’ a ‘grado universitario’ en un año.

Alternatica Sindical de Policía dice que, mendiante un curso ‘on line’ de un año, mandos pasaron de tener el bachiller a un grado universitario

«Durante el tiempo que fue impartida esa titulación han sido muchos inspectores y comisarios los que obtuvieron dicho título, curso que recientemente desapareció dado que el Ministerio de Educación ‘lo puso en duda’ dado su escaso contenido curricular y duración, pese a lo cual se conseguía con su realización on line un título de grado universitario, constando en algunos casos que los mismos pretendieron convalidarse con una licenciatura», denuncian.

La ASP recuerda que, a diferencia de otros cuerpos de la Administración, «gran parte de la escala de comisarios» de la Policía Nacional carece de estudios universitarios, «dándose la regla de alcanzar el grupo A1 (sólo para licenciados) provisto tan sólo de bachiller superior». Esta situación tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Personal en el año 2015, que establece la necesidad de disponer de un grado universitario para desempeñar puestos de alta responsabilidad en el Cuerpo.

Cambio normativo

«Para aliviar esta situación la Dirección General de la Policía ideó un plan, que consistía en llegar a un acuerdo con algún centro universitario, que firmara la titulación, previo curso. En este punto es donde entra en escena la Universidad rey Juan Carlos de Madrid, que desde 2015 admite a centenares de inspectores y comisarios que quieren tener un grado universitario con un año y 60 créditos de forma on line«.

El sindicato anuncia su intención de transformar la denuncia en querella criminal «para que se investigue, caso por caso, todos aquellos miembros de las escalas ejecutiva y superior de la Policía Nacional que se hayan licenciado por ese sistema on line en la Universidad Rey Juan Carlos».