Política

Montero, con Colau el día que firmó su hipoteca: “Que podamos vivir en nuestros barrios”

Montero, ex activista de la PAH, defendió el "derecho a una vivienda digna" el mismo día en que se hipotecó por 540.000 euros

logo
Montero, con Colau el día que firmó su hipoteca: “Que podamos vivir en nuestros barrios”
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colay, y la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colay, y la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero. D. GAGO (PODEMOS)

Resumen:

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, y su pareja sentimental y secretario general del partido, Pablo Iglesias, se alzan en la política española como los grandes defensores del ‘barrio’. Una imagen que ha quedado deslucida tras la compra de un chalet en la sierra de Guadarrama de 268 metros y 2.300 de parcela, con piscina, casa de invitados y dos plazas de garaje. Ambos dirigentes apuestan en su discurso por las zonas más populares de la capital y el propio Iglesias aprovecha para reivindicar el barrio de Vallecas donde residió hasta hace un par de años. La última referencia al mantra de los barrios la encontramos el pasado miércoles 9 de mayo, el día en que Montero e Iglesias firmaron su hipoteca de 540.000 euros, que pagarán en mensualidades de 1.600 euros durante 30 años. En una reunión con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Montero criticó los “precios abusivos” del alquiler y defendió su lucha “para que todos podamos seguir viviendo en nuestros barrios”. “Ayer y hoy juntos defendiendo la vivienda digna”, señaló la diputada.

La alcaldesa de Barcelona acudió al Congreso de los Diputados la semana pasada y pidió una reunión con todos los grupos parlamentarios para debatir sobre la subida de los precios de alquiler. Por parte de Podemos acudieron Montero, Rafael Mayoral y la portavoz de En Comú Podem Lucía Martín. “Estamos preocupados por la subida de precio totalmente descontroladas en los alquileres”, manifestaba en Colau, que aseguraba que esto “impide que la gente pueda formar un proyecto de vida estable y razonable”.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, la alcaldesa de Barcelona también hacía referencia a las hipotecas, advirtiendo de que “hay miles de ciudadanos que no pueden pagar el aumento abusivo del alquiler y se está permitiendo que haya una nueva burbuja, una nueva fase especulativa, que con lo que vivimos aquí con las hipotecas parece mentira que vuelva a pasar algo parecido a los desalojos masivos y terribles que hemos vividos con las hipotecas”. Colau coincidió con Montero como activistas de la PAH, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, una organización de activismo anti desahucios en la que también se encontraban otros dirigentes de Podemos como Mayoral. “¿Es que no aprendemos?”, se preguntaba la alcaldesa de Barcelona el pasado miércoles.

Ese mismo día, tras la reunión, Montero colgaba en las redes una imagen en la que explicaba los motivos del encuentro. En el mensaje detallaba que en la conversación había tratado “de cómo impedir precios abusivos y la especulación de los fondos buitre, para que tod@s podamos seguir viviendo en nuestros barrios. Ayer y hoy junt@s defendiendo la vivienda digna”.

No es la única declaración de los dirigentes en referencia a este asunto. En la campaña del 20D, el líder de Podemos ya reveló su predilección por Vallecas: “Es un barrio popular, a mí por eso me entusiasma”, dijo entonces. Iglesias también criticó a los políticos que viven en domicilios aislados de la sociedad. “Me parece peligroso el rollo de aislar a alguien, este rollo de los políticos que viven en Somosaguas, que viven en chalets, que no saben lo que es coger el transporte público…”, criticaba el político, que ahora se traslada a un chalet en Galapagar con vistas al Parque Nacional de Guadarrama.

En esa misma campaña, en el programa de El Hormiguero, de Pablo Motos, el secretario general de Podemos reconoció que quería seguir viviendo en Vallecas. Preguntado sobre el Palacio de la Moncloa, el dirigente señaló que en caso de ser presidente “yo preferiría seguir viviendo en mi casa de Vallecas, pero tampoco plantearía ningún problema a nadie por temas de seguridad o así…. Yo me adapto a lo que sea”, defendió entonces.

Obligados a dar explicaciones a su militancia

La polémica desatada este miércoles ha obligado a Iglesias y Montero a publicar un comunicado justificando la compra, después de que salieran a la luz las críticas que el propio líder de Podemos lanzó al ex ministro de Economía, Luis de Guindos, por comprar un ático por 600.000 euros, el mismo precio que los dirigentes de Podemos pagaron por su chalet en la sierra. En la carta enviada a los inscritos, daban los detalles de la hipoteca y señalaban que “pagaremos [la hipoteca] para comprar una casa en la que vivir, no con la que especular”.

En este sentido, aseguraban que habían pedido dinero a los padres de ambos para la compra y mostraban su intención de utilizar la herencia para, llegado el momento, emplearlo en la hipoteca. “El padre de Irene ha trabajado toda su vida como mozo de mudanza y su madre es profesora de educación infantil. Los padres de Pablo han ganado más. Su padre es inspector de trabajo (jubilado) y su madre abogada laboralista (jubilada). Tenían buen sueldo, sobre todo su padre, y le dejarán una herencia que nos ayudará”, añaden.

Los dirigentes de Podemos culminan el comunicado alegando que hagan lo que hagan siempre se les criticará. “Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo lo mejor que sabemos y construyendo un proyecto de vida que nos hace felices”, ha concluido. Minutos después, Montero ha comparecido en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, donde ha rehuido responder a las cuestiones relacionadas con la compra del chalet y donde únicamente se ha remitido al comunicado.