Política

Iglesias 'salva' su chalet con el aval del 26% de los inscritos

Las bases de Podemos han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso con un 68,42% de los votos

logo
Iglesias 'salva' su chalet con el aval del 26% de los inscritos
Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias. EFE

Resumen:

Las bases de Podemos han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso con un 68,42% de votos a favor y una participación récord, en un proceso interno de 188.176 votos. La participación era una de las claves de la consulta, porque Pablo Iglesias había redoblado su apuesta al anunciar que una baja participación les obligaría a dimitir. Iglesias y Montero habrían recibido el voto favorable de 128.300 inscritos, un 26,3% del total de los 487.772 militantes con los que cuenta el partido. Por el contrario, 59.224 militantes, el 31,58% de los participantes en la consulta, han considerado que deben dimitir.

Las bases de Podemos han respaldado la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de la secretaría general y de la portavocía de la formación en el Congreso con un 68,42% de votos a favor y una participación récord, en un proceso interno de 188.176 votos.

La consulta a los inscritos de la formación morada sobre la «credibilidad» de Iglesias y Montero fue promovida por ellos mismos tras publicarse en los medios las fotos y los datos de la vivienda que ambos han comprado en la localidad madrileña de Galapagar, por un monto de 660.000 euros.

La participación era una de las claves de la consulta, porque Pablo Iglesias había redoblado su apuesta al anunciar que una baja participación les obligaría a dimitir. Pero los datos muestran un porcentaje de participación sobre el censo total de inscritos e inscritas 6 puntos superior al del anterior récord, que se dio en relación a la votación para el Consejo Ciudadano Estatal en Villaverde II. En aquella ocasión, Iglesias logró el respaldo del 90% de las bases.

La participación ha alcanzado las 188.176 personas, récord en las consultas del partido

Los resultados de la consulta han sido adelantados por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, a través de su cuenta personal en la red social Facebook. Según los datos facilitados por Echenique, la continuidad de Iglesias y Montero habría recibido el voto favorable de 128.300 inscritos, un 26,3% del total de los 487.772 militantes con los que cuenta el partido. Por el contrario, 59.224 militantes, el 31,58% de los participantes en la consulta, han considerado que deben dimitir, mientras que 652 personas optaron por votar en blanco.

«Cuando la gente de PODEMOS habla, los dirigentes nos callamos, obedecemos y nos ponemos a trabajar», ha escrito el secretario de Organización del partido, antes de observar que «seguimos teniendo el deber histórico de construir un país más justo en el que nadie se quede tirado y nos ponemos a ello con todo lo que tenemos y sin mirar atrás. Lo habéis vuelto a demostrar: ¡Sí se puede!».

Iglesias y Montero recibieron el voto a favor de 128.300 inscritos, mientras que 59.224 se inclinaron por su dimisión

Echenique ha explicado que en el recuento de los votos ha participado un Comité Electoral formado por representantes del Equipo de Informática, de la Secretaría de Organización y de la Comisión de Garantías y por cuatro personas del Consejo de Coordinación de Podemos -Gloria Elizo, Pablo Bustinduy, Idoia Villanueva y el propio Echenique. En cambio no se menciona ningún tipo de auditoría externa de los resultados.

Desde Podemos se había lanzado en las últimas jornadas una intensa campaña para promover la participación y legitimar así a sus dos máximos responsables. Para ello pagó, entre otras cosas, publicidad en redes sociales como Facebook e Instagram pidiendo el voto.

Podemos se había volcado estos días en cerrar filas en torno a sus dirigentes con la idea de salir reforzados del brete tras días de cuestionamientos internos por la polémica del chalet de 660.000 euros. El objeto de la consulta consistía en utilizar el refrendo de las bases para blindarse de aquí a los próximos años.

No obstante, la consulta organizada por Podemos sobre una decisión personal de sus líderes también generó críticas dentro del partido.