Política EL NUEVO GOBIERNO DEL PSOE

Sánchez baraja dos vicepresidencias y un macroministerio de Economía y Hacienda

También sopesa la posibilidad de unir Justicia e Interior bajo un gabinete que podría dirigir Margarita Robles

logo
Sánchez baraja dos vicepresidencias y un macroministerio de Economía y Hacienda
José Luis Ábalos, Pedro Sánchez y Margarita Robles.

José Luis Ábalos, Pedro Sánchez y Margarita Robles. EFE

Resumen:

También sopesa la posibilidad de unir Justicia e Interior bajo un gabinete que podría dirigir Margarita Robles. El decreto con la estructura del Gobierno será el primero que firme Sánchez a comienzos de esta semana. Carmen Calvo, ex ministra de Cultura y catedrática de Derecho Constitucional, se sitúa en todas las quinielas como posible vicepresidenta. Las quinielas destacan a Beatriz Corredor, ex ministra de Vivienda y posible candidata a la Alcaldía de Madrid.

Pedro Sánchez avanza en el diseño de la estructura de su Gobierno, que tiene previsto incluir dos vicepresidencias, una política y otra económica, junto a la fusión de varios ministerios actuales. Fuentes socialistas explican que el presidente del Gobierno baraja la creación de un macroministerio que englobe los actuales de Economía y Hacienda. También la posibilidad de unir Justicia e Interior bajo un gabinete que podría dirigir Margarita Robles.

El decreto con la estructura del Gobierno será el primero que firme Sánchez a comienzos de esta semana. En el nuevo Ejecutivo tendrán especial peso los departamentos sociales como la Educación, que se separaría de Cultura; la Sanidad y un nuevo ministerio de Igualdad que serviría para dar respuesta al movimiento feminista.

En esa línea, el flamante presidente ya ha anunciado un Gobierno paritario y socialista, una característica que su secretario de Organización matizó el sábado, cuando explicó que puede estar formado por ministros con el carné del PSOE y otros simpatizantes del partido. En una entrevista en la Sexta Noche, Ábalos también apuntó a la creación de una cartera de Administraciones Públicas.

La llegada de perfiles catalanes a ministerios como el de Administraciones Públicas dejaría clara su voluntad negociadora para reconducir institucionalmente el conflicto con los independentistas. En este sentido, el número 3 del PSOE defendió el sábado que «hace mucha falta abrir vías de diálogo en este país», por lo que el Ejecutivo desarrollará una «cultura menos frentista» que abogue por la participación, por una política nueva y que sea «consecuencia de una representación plural». En todo caso, ha subrayado que el PSOE seguirá en la línea del «respeto a la Constitución, a la democracia y a la unidad de España».

En cuanto al tiempo que estará Pedro Sánchez al frente del Gobierno, Ábalos recordó que algunos de los grupos que censuraron a Rajoy y avalaron la investidura no plantean un adelanto electoral, e incluso, quieren agotar al máximo la legislatura. En cualquier caso, ha recalcado que el presidente del Gobierno es quien tiene potestad de convocar elecciones y que lo hará en su momento «en función de la estabilidad del país».

Carmen Calvo, ex ministra de Cultura y catedrática de Derecho Constitucional, se sitúa en todas las quinielas como posible vicepresidenta tras haber negociado con el Gobierno del PP la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Con la misma fuerza suena el nombre de la presidenta del partido y ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para dirigir la transición ecológica de la economía.

Las quinielas destacan a Beatriz Corredor, ex ministra de Vivienda y posible candidata a la Alcaldía de Madrid, que encontraría así una plataforma electoral para darse a conocer, e incluso a Ángel Gabilondo en el caso de que Sánchez quiera sacarlo de la Comunidad de Madrid. En el área económica se barajan los nombres de Jordi Sevilla, ex ministro y asesor de Sánchez durante su investidura de 2016, Manuel Escudero, responsable del área en la Ejecutiva. Magdalena Valerio, experta en Seguridad Social y persona cercana al presidente podría asumir la gestión de un asunto sensible como el sistema de pensiones.

Para entablar negociaciones con los independentistas se contemplan perfiles catalanes como el de Meritxell Batet e incluso Miquel Iceta, primer secretario del PSC y uno de los apoyos de Sánchez durante las primarias socialistas. De los miembros del ‘gobierno del cambio’ que propugnó Pedro Sánchez en 2016 también se barajan Teresa Ribera, especialista en sostenibilidad y Rafael Bengoa para Sanidad.