Política

Societat Civil Catalana pedirá una reunión con Torra y las asociaciones Òmnium y ANC

José Rosiñol, presidente de Sociedad Civil Catalana.

José Rosiñol, presidente de Societat Civil Catalana. SOCIETAT CIVIL CATALANA

El presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, ha anunciado este miércoles que pedirá una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, así como con las asociaciones independentistas Òmnium Cultural y ANC para acercar posturas en cuanto al proceso separatista.

Rosiñol ha señalado que la labor de las asociaciones como la suya es rebajar la tensión social sin inmiscuirse en los asuntos políticos. Es por este motivo que solicitará la reunión con Torra para «exigirle que gobierne para todos los catalanes y rebaje la tensión social. Cataluña somos todos». El líder de SCC ha mostrado su preocupación por el perfil del nuevo president de la Generalitat en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, en el que ha sido presentado por el periodista Manuel Campo Vidal. En él ha destacado las expresiones de Torra criticando a la sociedad española y considera que es un presidente que gobierna solo para una parte de los catalanes, la independentistas.

En su opinión, es una mala señal que Torra apele al referéndum del 1 de octubre como un mandato democrático

Para pedir un encuentro con él y hacerle llegar su postura, SCC ya ha preparado una carta de solicitud que se enviará mañana, aunque Rosiñol no se ha mostrado muy optimista sobre el resultado. «Creo que nos dará largas, pero dar largas es comunicar. Si no tiene la valentía de hablar con sus propios ciudadanos demuestra que no puede gobernar para todos», ha señalado.

Además del presidente catalán, Rosiñol también ha avanzado su intención de reunirse con las asociaciones independentistas como Òmnium y ANC para entre todos intentar acabar con la tensión que, a su juicio, viven los ciudadanos en Cataluña. «No negamos el derecho a las ideas, pero tiene que ser dentro del marco de la ley», ha recordado. Precisamente tener que recordar algo «tan básico» como la necesidad de cumplir la ley y la Constitución es un síntoma «de que algo no se está haciendo bien».

En su opinión, es una mala señal que Torra apele al referéndum del 1 de octubre como un mandato democrático. «Nos preocupa que solo piense en los 2 millones de independentistas y la toma física de los espacios públicos», ha señalado. A su juicio, este referéndum ilegal ayudó a aumentar el clima de tensión en Cataluña y quien lo rebajó fue el Rey Felipe VI con su discurso del pasado 3 de octubre. «Con su frase no estáis solos consiguió calar en la sociedad catalana», considera, y fue decisivo para que Societat Civil Catalana organizara la manifestación histórica del 8 de octubre que consiguió reunir a casi un millón de personas para apoyar el unioinismo.

En adelante, Rosiñol ha adelantado que su asociación seguirá trabajando para cumplir cuatro objetivos: «acabar con la fractura social en Cataluña; ver un gobierno constitucionalista que gobierne para todos los catalanes; hacer pedagogía para que la ciudadanía considere tan suya como mía la lengua catalana y acabar con el desafío independentista en las dos próximas generaciones».

«Muy contento con la elección de Borrel»

Rosiñol ha valorado también la situación de cambio de gobierno que vive España. A la vez que ha mostrado su agradecimiento por el jefe del Ejecutivo saliente, Mariano Rajoy, ha dado la bienvenida a Pedro Sánchez señalando que cambios como este son parte de la democracia, ya que se ha producido por la decisión de «una mayoría parlamentaria». En este sentido, y a la espera de conocer el equipo completo que conformará el líder socialista, ha valorado algunos de los nuevos ministros como Jospe Borrel al frente de Exteriores. «Estoy muy contento con la elección de Borrel», ha manifestado, «se ha implicado en la causa catalana» y su elección, a su juicio, es «un favor fantástico a la sociedad».

Comentar ()