En el mismo día en que arrancaba el plazo de presentación de candidaturas a la presidencia del PP, saltó la sorpresa. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha comunicado este lunes que aspira a la sucesión de Mariano Rajoy. Un anuncio contra todo pronóstico mientras las miradas estaban puestas tanto en el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como en la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, que aún no han aclarado sus intenciones.

A través de un tuit, el también portavoz del PP, cuyo nombre hacia sonado con insistencia para las candidaturas a la Comunidad o al ayuntamiento de Madrid en las elecciones de mayo próximo, ha lanzado un escueto «he decidido presentarme al Congreso Nacional del Partido Popular. Atenderé a los medios de comunicación a las 11:30h en la entrada de la sede nacional», con el hashtag «Ilusión por el futuro», convertido en lema de su campaña.

Tras sus palabras, pronunciadas entre una nube de  periodistas a las puertas del cuartel general de los populares, ha empleado un cierto tono de reproche al señalar que había estado «esperando a que alguien presentara un proyecto mejor o con el que me sintiera representado y no ha sido así. Si me presentó es para ganar. No podemos seguir arrastrando los pies» en una referencia velada a Feijóo y a Santamaría. «Me he recorrido toda España, cada provincia. Esto lo hago por todos aquellos militantes que como yo empezaron desde abajo. Soy el candidato de los afiliados y los militantes», ha añadido.

«Traidores que no conocía»

Hará una campaña en positivo puesto que «nunca», dice, ha criticado a ningún miembro del PP, se autoreivindicado como una  persona que «siempre he dado la cara incluso en situaciones difíciles», cuando tenía que defender al partido ante los «traidores que ni conocía ni había visto», en relación con los corruptos. Su intención es recuperar a los votantes desencantados del PP que se han ido a Vox y a Ciudadanos. «Quiero liderar la España de los balcones -ha agregado de manera muy gráfica- , la España que sacó la bandera contra el independentismo. Mañana presentaré un equipo renovado en el que caben todos y en el que hay espacio para mucha gente», ha agregado aunque ni ha querido adelantar ningún nombre.

Defensa de la libertad, la unidad de España, la familia y lo que depende de ella, y la seguridad y la defensa de las víctimas «y el que tiene que recuperar la honestidad y la eficacia en la gestión». Con una intervención ante los medios muy de campaña, se ha comprometido a «cambiar lo que no hemos hecho tan bien», sin más especificaciones pero sí defendiendo la ejecutoria de su partido en la lucha contra la crisis económica.

Citas a Aznar

Casado no ha tenido empacho en citar en un par de ocasiones a José María Aznar, del que fue asistente y nunca ha renegado, al afirmar que «he tenido la suerte de trabajar con las dos personas que han llevado a los más alto», en alusión también a Mariano Rajoy, con el que ha hablado para anunciarle sus intenciones de aspirar a la presidencia así como con los vicesecretarios populares.

Diputado por Ávila nacido en 1981, es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y licenciado en Administración y cuenta además con otra licenciatura en Dirección de Empresas y máster en Derecho Autonómico y Local por la Universidad Rey Juan Carlos, dos carreras universitarias que están bajo investigación de ambas universidades.

Desde junio de 2015 forma parte de la cúpula del PP como vicesecretario general nacional de Comunicación y antes fue diputado autonómico en la Asamblea de Madrid. Además, de 2009 a 2012 fue director de gabinete del ex presidente del Gobierno José María Aznar, según figura en su currículum. El pasado mes de mayo fue elegido además presidente del Comité Electoral del PP de Madrid.

Otras candidaturas

Por el momento, han anunciado también su intención de competir por liderar el PP el secretario Ejecutivo de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García-Hernández, el exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo, -que ya ha formalizado su candidatura- y el expresidente de Nuevas Generaciones de la Comunidad Valenciana, José Luis Bayo. Cada candidato debe contar con al menos de 100 avales de afiliados, según recogen los Estatutos del partido.

Diferentes cargos del PP están pendientes de si también da ese paso el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo o la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. En las quinielas aparecen también otros nombres, como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal o incluso el exministro de Fomento Iñigo de la Serna.

El PP abre este lunes el plazo formal para presentar candidaturas a la Presidencia del partido ante el congreso extraordinario de julio que elegirá al sucesor de Rajoy. Aquellos que quieran dar un paso adelante dispondrán hasta el miércoles 20 de junio a las 14.00 horas para presentar su candidatura.

A partir de ese momento, comenzará la campaña electoral interna desde el 23 de junio al 4 de julio. Los afiliados podrán inscribirse para participar en la elección del presidente del PP hasta el 25 de junio y para participar como compromisario en el congreso dispondrán de plazo hasta el 29 de junio.

Todas las asambleas se celebrarán el jueves 5 de julio en las sedes del partido de toda España –desde las 09.30 hasta las 20.30 horas– y está previsto que haya dos urnas: una para la elección de candidatos (si hay más de una lista); y otra para elegir a los 2.612 compromisarios electos que participarán en el cónclave.

Los compromisarios

Un total de 3.134 compromisarios acudirán al XIX congreso extraordinario fijado para los días 20 y 21 de julio. De esa cifra, 522 son miembros natos y 2.612 son electos, por lo que tendrán que ser elegidos por los afiliados en la votación que tendrá lugar el 5 de julio en toda España.

Los criterios de distribución de los compromisarios se mantienen iguales a los de los anteriores congresos del PP celebrados desde 1990, de forma que habrá seis compromisarios mínimo por provincia y las islas, Ceuta y Melilla tendrán como mínimo tres compromisarios. El resto de compromisarios se distribuirá otorgando un 75% según afiliación y un 25% por resultados electorales de las anteriores elecciones generales.

Reacciones

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha calificado este lunes al vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, como un «estupendo candidato» a dirigir el PP nacional, y ha puesto en valor que es «un buen político» y que además «conoce el partido».

Así se ha expresado Garrido ante los medios de comunicación en Conde Duque, momentos antes de asistir a la conferencia sobre inmigración Pactos que salvan vidas y tras conocerse que Casado presentará su candidatura a la Presidencia del Partido Popular ante el congreso extraordinario que la formación celebrará los días 20 y 21 de julio para elegir al sucesor de Mariano Rajoy al frente de la formación.

«Es un buen candidato, es un buen político, conoce perfectamente el partido a nivel nacional y es un estupendo candidato», ha expuesto el dirigente madrileño, quien ha manifestado su «alegría» por que «personas muy válidas» quieran «dirigir el pp».

Además, Ángel Garrido ha indicado que Casado es «un buen amigo» y que la decisión que ha adoptado al postularse es «valiente».