El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que tres de los siete candidatos a presidir el PP se han puesto en contacto con él para pedirle su apoyo tras anunciar que no optaría a liderar el partido. Entre ellos, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, ha admitido en una entrevista en Onda Cero. «Se han puesto en contacto conmigo tres candidatos [para pedirle apoyo público], dos de ellas, mujeres».

Feijóo ha asegurado que su posición es clara y «probablemente» tenga tenga claro a quién apoyar, pero no lo hará públicamente como muchos de sus compañeros, sino que «voy a esperar a que termine la campaña».

Se ha mostrado sorprendido por la cantidad de candidatos, pero confía en que «habrá una selección natural»

Si bien se ha mostrado sorprendido por la cantidad de candidatos que han salido, confía en que «habrá una selección natural» y serán dos o tres los candidatos finales a sustituir a Mariano Rajoy que lleguen al congreso del PP que se celebrará los días 20 y 21 de julio: «Sería un problema para nosotros llegar con el partido dividido en siete», ha afirmado.

Feijóo ha incidido en que prefiere que los aspirantes sean menos. «Creo que va a haber una selección natural cuando los votantes acudan a la urna. Ahí va a haber una selección natural y serán dos o tres como máximo y los compromisarios tendrán que decidir, si es que previamente no pactan (entre ellos)», ha comentado.

Conforme ha explicado, cuando se eligió sucesor a Manuel Fraga como presidente del PP gallego, eran cuatro los candidatos pero a la recta final sólo llegó una lista. «En la primera vuelta pasamos dos y en el momento del congreso yo me puse de acuerdo con el otro compañero y formamos una candidatura de unidad. Creo que ahora será similar», ha afirmado.

En 2020 «sería todo un honor»

En cuanto al paso atrás que dio cuando, contra todo pronóstico, decidió no postularse, Feijóo ha incidido en que se debe a los gallegos, que «no habrían entendido» que su presidente, comprometido en 2016 a agotar la legislatura, dimitiera «en una semana». «Cumplir la palabra dada no cotiza al alza, pero para mi sí», ha sentenciado.

Descarta que tenga que ver su decisión con la posibilidad de que aflore algún capítulo polémico de su vida. «Evidentemente, si tuviese miedo a eso sería muy difícil ser presidente de una comunidad autónoma. Las cosas que han salido de mí las conocen todas y han salido antes de ser presidente y con los aciertos y los errores, han confiado en mi», ha apostillado.

Sin embargo, considera que mantener los dos cargos sería incompatible aunque, si la posibilidad se produce en 2020, sería «todo un honor». «Soy político, me gusta la política y el mayor honor que puedo tener como militante del PP es presidir el partido en España» ha explicado Feijóo en una entrevista en la Cope en la que ha reconocido que si esa situación se produce en 2020, cuando concluye su mandato al frente del gobierno gallego, se presentaría como candidato a liderar el PP.