Política

Fracasa el primer intento de Podemos y PSOE de nombrar a la cúpula de RTVE

La propuesta presentada por Unidos Podemos y PSOE no alcanza los dos tercios necesarios y se someterá el miércoles a una nueva votación

Pablo Iglesias, durante la votación en el Congreso sobre RTVE.

Pablo Iglesias, durante una de las votaciones en el Congreso sobre RTVE. EFE

El acuerdo entre PSOE y Podemos para renovar la cúpula de RTVE suspende su primera fase en el Congreso, donde tenía que alcanzar los dos tercios de la Cámara para salir adelante, y tendrá que esperar a la votación del miércoles, cuando podría aprobarse con mayoría absoluta  y el respaldo de al menos cuatro grupos. Por el momento la propuesta presentada por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que sitúa Tomás Fernando Flores como presidente del ente y da a Podemos la mitad del Consejo de Administración del ente, ni siquiera obtiene consenso entre esta mayoría mínima y ha obtenido el rechazo de todos los partidos menos PSOE, Podemos y PNV, que se ha  sumado al acuerdo.

Los seis candidatos propuestos en el Congreso han obtenido 150 apoyos, lejos de los 176 necesarios para que sean elegidos el miércoles. Los 4 candidatos restantes que conformarán la dirección de RTVE se elegirán este martes en el Senado, donde el Partido Popular tiene mayoría absoluta, aunque necesita de tres grupos más para los nombramientos. De esta forma, la renovación de RTVE pasa por un acuerdo necesario entre el Gobierno y PP, que solo mediante alianzas podrán conseguir repartirse la representación en la dirección, mientras Ciudadanos queda fuera de cualquier tipo de acuerdo y reclama que la elección se realice únicamente por méritos profesionales.

Ciudadanos ha dado un golpe en la mesa y ha salido del Hemiciclo en señal de protesta al considerar que la votación es «ilegal» y contraviene la Ley sobre RTVE ya aprobada, por la que un grupo de expertos elegía a la dirección del ente público. El partido de Albert Rivera estudia presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, según ha explicado el portavoz parlamentario de Cs, Juan Carlos Girauta, a su salida del pleno.

«Todo lo que critican, señor Sánchez, del PP, lo están haciendo ustedes hoy aquí»; ha defendido desde la tribuna Rivera en su turno de intervención. «Lo que quieren ustedes es controlar RTVE. Esto es urgente». «No es decente que estemos votando cómo cargarnos una ley aprobada en esta cámara», ha señalado, en referencia a la Ley por la que un comité de expertos elegiría a la cúpula del ente público. «Han decidido que del concurso público pasemos al dedazo», ha criticado, llamando a «que sea un concurso de expertos» quien decida. «Nos llenamos la boca hablando de la BBC pero allí hacen concursos y no dedazos. No de esta manera».

Compromís denuncia  una falta de respeto a las minorías y rechaza el acuerdo de Podemos

Al inicio de la sesión, Ciudadanos ya ha tratado de frenar las votaciones y Girauta ha pedido la palabra para solicitar una reunión inmediata de la Junta de Portavoces y reconsiderar la celebración del pleno, al  considerar que la votación plenaria se realizaba «ad hoc» para que los partidos designaran a una nueva dirección en lugar de que fuera un comité de expertos. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha respondido a Girauta que el Pleno se celebra «conforme a legalidad», según un informe elaborado por los servicios jurídicos de la cámara.

El Gobierno no ha conseguido más apoyos que el de Podemos y el PNV. PP, Ciudadanos, PdeCat, UPN, Nueva Canarias, Coalición Canarias y ERC han mostrado su rechazo. Ni siquiera Compromís, la confluencia valenciana de Pablo Iglesias, ha apoyado el acuerdo. Su portavoz, Joan Baldoví, ha explicado que «a nosotros solo nos han comunicado, no han preguntado nuestra opinión», y ha denunciado que «sin el respeto a las minorías pocos acuerdos se pueden hacer». Por su parte, el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, que concurrió en las listas del PSOE, ha anunciado desde la tribuna «el decaimiento de cualquier compromiso con el PSOE», en protesta por la no aplicación de manera inmediata por parte del Ministerio de Fomento del descuento de un 75 % en los viajes en avión y barco a la Península para los residentes de las islas y de Ceuta y Melilla.

ERC sólo votará el acuerdo si el Gobierno se compromete  a «hablar de todo» con Cataluña

Por su parte, ERC ha manifestado que no apoyará la alianza entre PSOE y Podemos a menos que el Gobierno se comprometa a dialogar sin condiciones con las fuerzas independentistas catalanas. Así lo ha defendido el portavoz parlamentario republicano, Joan Tardá, que ha señalado que para conseguir sus votos Pedro Sánchez tendría que «dejar claro» que «el Gobierno español está dispuesto a asumir que se puede hablar de todo».

El dirigente de ERC ha emplazado a la vicepresidenta del Gobierno, la diputada socialista Carmen Calvo, a que este mismo martes, durante la Comisión Constitucional que se celebrará en  el Congreso, exprese este mensaje. «Si ustedes desean que nosotros cambiemos de opinión, tienen tienen algunas oportunidades», ha comenzado Tardá. «Mañana la señora Calvo comparece en la Comisión Constituciona. Puede dejar claro que, aun cuando aquí se votó cosa contraria hace pocos días, el gobierno español está dispuesto a asumir que se pueda hablar de todo. De aquello que les gusta a ustedes y aquello que no les gusta».

Tardá ha apelado a TV3 como ejemplo de calidad. «Que nadie intente comparar la libertad y calidad que se da en la televisión pública catalana», ha afirmado, provocando aplausos retóricos en la bancada de Ciudadanos. «Les invitoa ver un programa como Preguntas Freqüents, a a ver cuándo en la  televisión española se da un programa como en la televisión catalana».

Cuatro diputados rompen la disciplina

El acuerdo de PSOE, Podemos y PNV no ha contado ni siquiera con los votos de todos sus diputados. Si estas tres fuerzas suman 154 diputados, los candidatos propuestos en el acuerdo sólo han obtenido 150, de manera que cuatro políticos han mostrado una sigilosa rebeldía, puesto que el voto era en urna y secreto.

Una de las diputadas que ha mostrado su malestar con el acuerdo es la dirigente catalana Marta Sibina, que ya mostraba su rechazo a la candidatura de Tomás Fernando Flores. «No tengo ni idea de cual ha sido el criterio de Podemos para elegir al tipo que se cargó ‘Carne cruda'», ha denunciado la diputada en su cuenta de Twitter, en referencia a un programa de radio que Fernando Flores retiró de la programación de Radio 3 cuando fue nombrado director. «Con la información que tengo no puedo votar a favor», ha apuntado.

Marta Sibina, que procede del Podem catalán que dirigía Albano Dante Fachín, lleva meses alejada de la dirección de Unidos Podemos y está más cerca de las formaciones independentistas, con quienes comparte el lazo amarillo y la reivindicación de la liberación de los presos independentistas. El pasado mes de diciembre se negó a hacer campaña por En Comú ante las elecciones catalanas y cargó contra Pablo Iglesias. Pero además de ella, otros tres diputados han manifestado su disconformidad con el pacto, aunque podrían pertenecer a Unidos Podemos, PSOE o PNV.

Te puede interesar

Comentar ()