El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado al inicio de la marcha del Orgullo en Madrid que, a pesar de que España es un país “privilegiado” en avances para el colectivo LGTBI, todavía queda “mucho camino por recorrer”, porque “hay gente que aún lo pasa realmente mal”.

En declaraciones a los periodistas minutos antes de arrancar la marcha a las 17.30 horas en el paseo del Prado bajo el lema “Conquistando la Igualdad, TRANSformando la sociedad”, el titular de Interior ha defendido su presencia en la manifestación porque “todavía hay mucho camino por recorrer, todavía hay gente que lo pasa realmente mal y necesita apoyo”.

Y se ha referido expresamente a las personas transexuales, que este año marcan las reivindicaciones, porque los derechos de este colectivo se vulneran “especialmente” y, por eso, “hay que estar vigilantes”. “Hay una asignatura pendiente con ellos”, ha reiterado Marlaska, antes de subrayar que queda mucho por hacer en ámbitos como el laboral o el educativo.

Por último, ha transmitido su satisfacción personal a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, también en la cabecera de la marcha, por haber sido la “gran impulsora” de recuperar los tratamientos públicos de reproducción asistida para mujeres lesbianas y sin pareja. Marlaska ha destacado que es “su primera vez como ministro” en el Orgullo, pero que lleva “muchos años” acudiendo a la manifestación como activista.

Rivera en la cabecera

Junto a ellos, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; el líder de Ciudadanos, Albert Rivera; la diputada Sofía Castañón, secretaria de Igualdad y Feminismos de Podemos; y los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, entre otros.

Albert Rivera, en la cabecera de la manifestación del Orgullo LGTBI.

Albert Rivera, en la cabecera de la manifestación del Orgullo LGTBI. EFE

Tras esta primera pancarta de la manifestación, organizada por FELGTB y COGAM, se puede leer una segunda que exige una ley de igualdad LGTBI y un pacto de Estado frente al VIH, que portan activistas y entidades sociales. Un año más, Madrid se vuelve a teñir con la bandera multicolor y acoge a miles de personas que recorren las calles de la capital para señalar el camino que queda por recorrer para alcanzar la plena igualdad de derechos del colectivo LGTBI en el ámbito laboral y social.

Está previsto que entre las ocho y las nueve de la tarde, los convocantes den lectura al manifiesto en la plaza de Colón, que este año protagonizan cuatro personas transexuales y la madre una niña trans, además de los discursos de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena; la ministra de Sanidad y los presidentes de Felgtb y Cogam.

Mientras discurre la marcha, la primera de las 47 carrozas partirá de Atocha en torno a las 19.30 horas y la última a las 22.35 con el mismo recorrido que el de la manifestación, pero al igual que el pasado año el desfile discurrirá entre vallas por seguridad