El candidato a la Presidencia del PP Pablo Casado ha restado hoy importancia a un vídeo conocido hoy similar al que hubo contra Soraya Sáenz de Santamaría, aunque en esta ocasión le ataca a él, y en el que aparecen ex dirigentes como José María Aznar, Esperanza Aguirre o Francisco Granados.

El vídeo, que utiliza también la sintonía de la serie «Cuéntame», muestra imágenes de Casado junto a estos nombres y hablando de otros como Cristina Cifuentes e Ignacio González. Fuentes de la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría han asegurado no tener «absolutamente nada que ver» con este vídeo.

En declaraciones en el Congreso, Casado ha subrayado que su candidatura no ha hecho «ningún vídeo contra ningún compañero» y tampoco va a acusar a su rival de haberlo hecho. Mientras Sáenz de Santamaría denunció ante la Comisión Organizadora del Congreso el vídeo contra ella, Casado ha señalado que él opta por «no darle tanta importancia».

Ha añadido que son «cosas que pasan en campaña», que son «lamentables» y que «a veces vienen de afiliados con mala intención» pero también de quienes tienen «buena intención pero que se equivocan». Casado ha asegurado que para él, en la política, «no cabe el ataque entre compañeros de partido» y hay que tener «muy claro» que «los adversarios están fuera».

Por eso ha recomendado dejar de hablar de «cosas instrumentales de campaña» y centrarse cuanto antes en la oposición para hacer frente al Gobierno de Pedro Sánchez, que está «destrozando el legado» de Rajoy.