Política

Podemos intenta suplir a Irene Montero por Mayoral para escuchar al jefe del CNI

El proceso de sustitución no es sencillo: tendrá que presentar la propuesta y ser aprobada por 2/3 del Pleno del Congreso

Irene Montero y Rafa Mayoral de fondo, en una imagen de archivo. EP

Unidos Podemos intentará tener representación en la comisión a la que acudirá el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, para hablar sobre las grabaciones en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein le acusaba de amenazarla a ella y a sus hijos y aseguraba que el rey emérito la utilizó para ocultar patrimonio fuera de España. La baja de Irene Montero tras el nacimiento prematuro de sus mellizos ha puesto en riesgo la presencia de Unidos Podemos en la comisión que se celebra el próximo jueves 26 de julio a las 10 horas. Ahora el grupo intentará suplir a Montero por el diputado Rafael Mayoral, aunque el proceso no es ni mucho menos sencillo: la propuesta de sustitución deberá contar con el apoyo de al menos dos tercios del Congreso. Tampoco hay a día de hoy ningún Pleno convocado en el que pueda votarse dicho cambio. De convocarse el Pleno, además, tendría que celebrarse antes del jueves.

El grupo parlamentario va a iniciar los trámites para sustituir a Montero por Mayoral, una persona de máxima confianza de la portavoz parlamentaria, aunque la formación de Pablo Iglesias ya ha dejado claro que esta comparecencia no es suficiente. Podemos ha sido el grupo más contundente a la hora de pedir explicaciones con el contenido de la grabación que el comisario Villarejo hizo a Corinna zu Sayn-Wittgenstein durante una reunión celebrada en Londres en junio de 2015. Es uno de los asuntos que ha centrado el discurso de la formación en las últimas semanas, hasta el punto de que solicitaron una comisión extraordinaria en el Congreso para investigar al rey emérito Juan Carlos I, un extremo al que se opuso el PSOE.

Sanz Roldán, al frente del CNI desde julio de 2009, ha anunciado que acudirá a la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados para explicar las actuaciones de los servicios de inteligencia en relación con la ‘amiga entrañable’ de don Juan Carlos I.

Presidida por Ana Pastor, la comisión -una de las 10 permanentes no legislativas- está integrada por Aitor Esteban (PNV), Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), Rafael Hernando (PP), Adriana Lastra (PSOE), Joan Tardà (ERC), Jordi Xuclà (grupo mixto) e Irene Montero por Podemos, apartada de la actividad parlamentaria desde el pasado 3 de julio tras el nacimiento de sus hijos a las 26 semanas. Los bebés se encuentran hospitalizados.

A fecha de hoy no hay plenos convocados en el Parlamento, aunque es probable que el Gobierno solicite un pleno extraordinario para nombrar al administrador único de RTVE tras el fiasco del lunes o para sacar adelante el techo de gasto aprobado en el Consejo de Ministros. No hay en este momento ninguna petición por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez para celebrar ese pleno, única vía de Podemos para tener presencia en la citada comisión.

El precedente de Adriana Lastra

Además, el cambio debe aprobarse por la mayoría de dos tercios de la Cámara. Es lo que ocurrió con los cambios en las portavocías socialistas el pasado junio, cuando el Congreso votó a Adriana Lastra para que sustituyera en la comisión a Margarita Robles después de que ésta abandonara el escaño tras su nombramiento como ministra de Defensa.

La votación podría suponer un escollo parlamentario. Desde el Congreso insisten en que existe un “acuerdo tácito” para dar luz verde a todas estas propuestas, pero el hecho de que las votos sean secretos y en urna -unido a que PP y PSOE deben votar a favor- deja margen a las suspicacias parlamentarias. Podemos ha sido especialmente crítico en este asunto tanto con socialistas como con populares, a quienes acusa de proteger a la monarquía frente a las grabaciones sobre el rey Juan Carlos I.

El único movimiento que ha dado el Gobierno de Pedro Sánchez ha sido instar a Sanz Roldán -dependiente funcionalmente de la ministra de Defensa- a que acuda al Congreso de los Diputados a dar explicaciones a los grupos de la oposición por las acusaciones de grueso calibre que realiza Corinna zu Sayn-Wittgenstein durante su encuentro con el comisario ya jubilado José Manuel Villarejo y el ex presidente de Teléfonica Juan Villalonga. Según la consultora germano-danesa, el director de la Inteligencia española la amenazó a ella y a sus hijos.

Las explicaciones que el veterano general ofrezca en la Cámara Baja determinarán si otros grupos, como el propio PSOE, terminan apoyando la petición de Unidos Podemos de que se constituya una comisión específica para investigar al rey emérito, que sigue gozando de aforamiento ante el Tribunal Supremo pero que ha perdido ya la inviolabilidad con que blinda la Constitución al jefe del Estado tras abdicar la Corona en favor de su hijo (2 de junio de 2014).

Comentar ()