Política

Pascal cede a las presiones del entorno de Puigdemont y deja la cúpula del PDeCAT

Marta Pascal.

Marta Pascal. EFE

La actual coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, ha decidido retirar su iniciativa para formar parte de la cúpula directiva del partido, y cede así a las presiones que han llegado sobre todo desde el entorno del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

«No puede ser que no tenga la confianza de Puigdemont», ha dicho Pascal para justificar su renuncia a seguir liderando el partido, que ahora queda en manos de los afines al ex president, en una comparecencia sin preguntas en el Palacio de Congresos de Cataluña.

La formación quedará de esta manera en manos de David Bonvehí, que será a partir de ahora el presidente del partido. En la vicepresidencia estará Miriam Nogueras, mientras que Ferran Bel, más próximo a Pascal, podría acabar ocupando el cargo de secretario de organización.

Durante este fin de semana se está celebrando la primera Asamblea Nacional del PDeCAT, donde Pascal ha explicado que su intención pasaba por «hacer posible una fórmula que compatibilice tener un partido fuerte con sumarse a la Crida Nacional per la República» que ha impulsado Puigdemont. «No sobra nadie, hay que integrar a todo el mundo», decía.

Esa, según parece, no era la opinión del círculo más cercano al fugado ex president, donde también se encontraban muchos de sus ex consellers que ahora están en prisión y que han terminado por lograr su propósito de dejar a Pascal en un segundo plano.

Tránsito hacia la Crida

La comisión de la ponencia política del PDeCAT ha aprobado este sábado llamar a todos sus asociados a inscribirse en el proyecto político impulsado por el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, la Crida Nacional per la República: «Se ha decidido llamar a que, a título individual, voluntariamente, den el paso y hagan esta adhesión».

Fuentes del partido han explicado que durante la Asamblea Nacional del PDeCAT, en dicha comisión, se ha aprobado una enmienda «por práctica unanimidad» por la que llaman a los asociados a dar ese paso y crear una Comisión para pilotar el tránsito hacia la Crida Nacional.

Esta decisión supone un mandato para la ponencia organizativa que, tras la decisión de la ponencia política, ha decidido hacer un receso de una hora, tras lo que deberán dar forma a esta comisión, decidir su estructura y quién la compone.

Comentar ()