El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, utilizó el avión presidencial para acudir junto a su mujer al Festival Internacional de Benicàssim, donde este viernes noche actuaba el grupo The Killers. El líder del Ejecutivo tomo el avión a primera hora de la tarde del viernes, tras presidir el Consejo de Ministros, y aterrizó en el aeropuerto de Castellón, según informa la Cadena Cope.

Sánchez llegó a Castellón pasadas las cinco de la tarde. Para justificar el uso del avión oficial, realizó una visita institucional al ayuntamiento de Castellón de la Plana, donde vio a la alcaldesa, Amparo Marco, y mantuvo una reunión informal con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

El presidente del PP de Castellón, Miguel Barrachina, se ha quejado de lo sucedido a través de las redes sociales. «Si Rajoy llega a utilizar el avión presidencial para irse de concierto, tiene que dimitir». No es la primera vez que Sánchez acude con su mujer a este concierto. La última vez fue en 2016, cuando era secretario general del PSOE.

Sánchez ha acudido al concierto acompañado por su mujer, Begoña Gutiérrez, y la diputada socialista en el Congreso, Susana Ros. Los tres se situaron en un palco lateral del auditorio y los asistentes de las primeras filas, que llevaban horas para coger sitio, han coreado «Pedro, Pedro» hasta que el presidente les ha saludado desde el lateral del escenario.